El tiempo es…

Probablemente la frase más conocida es la atribuida al escritor inglés Edward George Bulwer-Lytton:

El tiempo es oro.

Aunque yo prefiero la versión de José Luis Sampedro:

El tiempo no es oro; el oro no vale nada, el tiempo es vida.

¿Y qué pensaban otros escritores y escritoras sobre el tiempo? Pues aquí tenéis una pequeña recopilación…

Media esfera del reloj
El reloj es una de las formas de comprobar cómo pasa el tiempo… En la imagen, esfera de un reloj de torre, en Finale Emilia, Italia, que quedó así tras un terremoto. Fuente: Pinterest.

Ya desde la antigüedad comenzaron los filósofos a pensar en el tiempo, y Platón llegó a esta conclusión:

El tiempo es una imagen móvil de la eternidad.

Siglos más tarde, Jorge Luis Borges pensó esto:

El tiempo es la materia de la que he sido creado.

Pero no solo se reflexiona sobre qué es. También se puede reflexionar sobre a quién pertenece, como escribió Baltasar Gracián:

Todo lo que realmente nos pertenece es el tiempo; incluso el que no tiene nada más, lo posee.

O sobre desperdiciar el tiempo, que no parece buena idea según Shakespeare:

Malgasté mi tiempo, ahora el tiempo me malgasta a mí.

Y también para Victor Hugo era importante no perderlo:

Tan corta como es la vida, aún la acortamos más por el insensato desperdicio del tiempo.

¿Para qué sirve? Para la novelista francesa Elsa Triolet no parece que para mucho:

La única función del tiempo es consumirse: arde sin dejar cenizas.

Y esto es lo que creía Susan Sontag:

El tiempo existe para que no todo ocurra al mismo tiempo… y el espacio para que no todo te ocurra a ti.

Para Miguel de Cervantes tenía una utilidad muy grande:

Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.

Otra idea muy frecuente es que lo cura todo, pero Ana María Matute ampliaba esa característica del tiempo:

El tiempo lo cura todo, pero también lo quema todo. Lo bueno y lo malo. Te arranca de la memoria cosas que quisieras tener ahí. El tiempo se lo lleva.

Pero otros no parecen creer en su efecto curativo, como Federico García Lorca:

Porque tú crees que el tiempo cura y que las paredes tapan, y no es verdad, no es verdad.

Y para concluir, las palabras de José Saramago:

El tiempo es un maestro de ceremonias que siempre acaba poniéndonos en el lugar que nos compete. Vamos avanzando, parando y retrocediendo según sus órdenes. Nuestro error es imaginar que podemos buscarle las vueltas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.