«La vida es la constante sorpresa de saber que existo»

La frase del título es de Rabindranath Tagore, y creo que es una buena forma de empezar esta entrada de Ágora, llena de frases de escritores y escritoras sobre la sorpresa y el asombro, o sobre lo que nos sorprende y asombra. Porque, aunque no son exactamente lo mismo, sí que tienen mucha relación. Según la RAE, sorprender, en sus dos primeras acepciones, significa «pillar desprevenido» o «conmover, suspender o maravillar con algo imprevisto, raro o incomprensible», mientras que la primera acepción de asombrar es «causar gran admiración o extrañeza en alguien».

Un hombre con la boca abierta y un niño con los ojos muy abiertos
No sé si la expresión de sorpresa (ojos abiertos, cejas alzadas, boca abierta, y, a veces, descenso de la mandíbula) es universal en todas las culturas, pero en la foto de Mpumelelo Macu, tomada en Memolodi, Pretoria, Sudáfrica, creo que se refleja bastante bien que están sorprendidos. O atónitos. O por lo menos poniendo cara de sorpresa o de asombro… Fuente: Unsplash.

Continuar leyendo ««La vida es la constante sorpresa de saber que existo»»