«Todas las personas mayores fueron al principio niños»

La frase del título pertenece a la dedicatoria de El principito, de Antoine de Saint-Exupéry (se lo dedica a su gran amigo León Werth y explica por qué lo hace). La frase completa es así:

Todas las personas mayores fueron al principio niños. (Aunque pocas de ellas lo recuerdan.)

Así que terminó corrigiéndose a sí mismo y dedicando el libro «A LÉON WERTH, cuando era niño».

Y esta entrada de Ágora se la dedico a los niños y niñas, a la infancia, a la niñez… precisamente en el Día Mundial del Niño y de la Niña que se celebra el 20 de noviembre.

Fotografía de niños y niñas mostrando sus botas llenas de barro
Algo imprescindible para la mayoría durante la infancia: botas de agua para el barro, los charcos… Fuente: Ben Wicks, en Unsplash.

¿Qué es la infancia? Para Ana María Matute:

La infancia no es una etapa de la vida: es un mundo completo, autónomo, poético y también cruel, pero sin babosidades.

G. K. Chesterton parece que tenía bastante idealizado lo que nos despertaba esa época:

Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa es en ella una maravilla.

Hasta que ya no lo es tanto, porque se acerca la madurez, o el futuro según Graham Greene:

Siempre hay un momento en la infancia cuando la puerta se abre y deja entrar al futuro.

Para muchos autores la educación de los niños y niñas es un tema importante. Como para Josefina Aldecoa:

Educad a los niños. Educadlos en la tolerancia, en la solidaridad. Transmitidles lo más importante que tenemos: la herencia cultural.

Aunque para Jean-Jacques Rousseau, que escribió Emilio o De la educación, hay que adaptarse a cómo ven ellos el mundo (y no como los adultos):

La infancia tiene sus propias maneras de ver, pensar y sentir; nada hay más insensato que pretender sustituirlas por las nuestras.

Su educación también depende de cómo queramos que sean cuando se hagan mayores. El filósofo y psicólogo suizo Jean Piaget pensaba así:

La educación, para la mayoría, significa intentar que el niño se parezca al adulto típico de su sociedad. Pero para mí, significa hacer creadores, tienes que hacer inventores, innovadores, y no conformistas.

Aunque para Juana de Ibarbourou, poetisa uruguaya, lo de ser creativos a esa edad es más bien innato:

La niñez es la etapa en que todos los hombres son creadores.

Normalmente a lo que aspiramos es a que sean (más o menos) buenos. Y para Oscar Wilde eso se conseguiría así:

El medio mejor para hacer buenos a los niños es hacerlos felices.

Pero que sean siempre buenos y adorables es un poco difícil, según Ralph Waldo Emerson:

Jamás ha habido un niño tan adorable que la madre no quiera poner a dormir.

Por último, una frase de Aldous Huxley, sobre por qué es bueno no perder del todo algunas buenas características de la niñez al crecer:

El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.