Sobre el presente…

Según la RAE, la palabra “presente” tiene varias acepciones, pero centrándonos solo en el «tiempo», se definiría como: «Que es aquel en que está quien habla». Hasta tiene un cierto toque misterioso esta definición, o incluso puede parecer un trabalenguas.

Pero como a mí me encanta conocer otras opiniones de escritores y escritoras, he reunido unas cuantas frases sobre el presente en esta nueva entrada de Ágora. Y me ha parecido bastante evidente que es un tema que da para mucho…

Representación de presente, pasado y futuro con conos de luz
Curiosa la representación de pasado, presente y futuro según la física (la teoría clásica), con conos de luz para un evento cualquiera. Fuente: Presente (tiempo), Wikipedia.

Empezamos con la frase que, probablemente, es la más famosa, de Horacio:

Carpe Diem (aprovecha el día presente). Palabras que nos recuerdan que la vida es corta y debemos apresurarnos a gozar de ella.

Sobre el tema de si existe o no, tenemos dos versiones contrapuestas. La de los que sí creen que existe, como Gonzalo Torrente Ballester:

Ni el pasado existe ni el futuro. Todo es presente.

Pero para Michel de Montaigne era más bien lo contrario (como la teoría física clásica):

No existe el presente: Lo que así llamamos no es otra cosa que el punto de unión del futuro con el pasado.

Según Gustave Flaubert se nos puede escapar:

El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He ahí por qué se nos escapa el presente.

¿De qué depende? ¿Del pasado, como creía Henri Bergson?:

El presente sólo se forma del pasado, y lo que se encuentra en el efecto estaba ya en la causa.

Shakespeare creía que es útil invertirlo en el futuro:

El hombre cauto jamás deplora el mal presente; emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras.

Y Paul Auster tiene claro que hay que vivir al día, sin pensar en el pasado:

Un hombre debe vivir el presente y ¿qué importa quién eras la semana pasada, si sabes quién eres hoy?

Ni tampoco pensar demasiado en el futuro, o por lo menos así pensaba Félix María de Samaniego:

No anheles el bien futuro:
mira que ni el presente está seguro.

También se puede pensar en el presente desde un punto de vista más conformista, como escribió Elfriede Jelinek en Los excluidos:

Cuando a uno le privan de la esperanza de algo mejor, es cuando se adueña definitivamente del presente.

Como resumen, y una buena filosofía de vida, la frase de Ángeles Mastretta (escrito en Mujeres de ojos grandes):

No arruines el presente lamentándote por el pasado ni preocupándote por el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.