Cluny Brown de Margery Sharp

Sinopsis

Año 1938. Arnold Porritt, un próspero fontanero londinense, ya no sabe qué hacer con las extravagancias de su sobrina Cluny. Después de frecuentar el Ritz como una gran señora y de dejarse seducir alegremente por un cliente, su tío decide mandarla como sirvienta a Friars Carmel, una encantadora mansión campestre. Allí́ la esperan, entre otros, lady Carmel, su patrona, siempre metida entre sus flores; su hijo Andrew, que acaba de traerse de Londres a Adam Belinski, un prometedor escritor polaco supuestamente perseguido por los nazis; o el comedido Titus Wilson, boticario del pueblo y perfecto polo opuesto de Cluny. En ese apacible rincón de Inglaterra, el mundo se abre maravillosamente para Cluny Brown, y ella está más decidida que nunca a seguir haciendo lo que no se espera de ella.

¿Por qué me decidí a leerlo?

No conocía la novela ni la autora, pero me animó que se hubiera elegido para una lectura conjunta en un grupo de Telegram en el que estoy. Y al ser una escritora británica era bastante probable que no me resultara decepcionante.

¿Mereció la pena?

Sí, me ha gustado leer esta novela, aunque me esperaba que me divirtiera más. Mi mayor problema ha sido compararla con las novelas de P. G. Wodehouse, que me encantan. En realidad, ni había pensado en que pudiera haber un parecido, pero es lo que tienen las lecturas conjuntas, en las que varias personas aportan sus ideas y sensaciones. Otra lectora le vio el parecido y ya no pude evitar buscar las semejanzas. En lo que sí hay una gran diferencia, y me sorprendió, es en el tratamiento de ciertos temas, como el sexo, de forma relativamente abierta. Eso servía sobre todo para dejar clara la moral tan anticuada y cerrada que tenían. Cuando ni siquiera se menciona el tema creo que ni me fijo, me parece hasta «normal» que no parezcan tener ni la más mínima tentación. Evidentemente, la realidad no era así, y más bien se trata de doble moral. En cuanto a la trama, me parecieron bastante predecibles varias de las cosas que pasan, aunque a veces mi mente, acostumbrada a grandes giros, esperaba mucho más. El final sí que tiene un giro inesperado, pero me hubiera gustado que fuera algo distinto. Aunque encaja bastante bien con cómo se estaba desarrollando la novela.

Aunque se llame Cluny Brown, es una historia bastante coral. Se nota que es ella la protagonista porque más o menos empieza con ella (o más bien con lo preocupado que está su tío por su comportamiento). Y los nuevos personajes casi siempre se introducen por ella, aunque sea simplemente por un cambio de escenario. Cluny me resultaba sorprendente por su forma de actuar y pensar, pero más desconcertante me parecía lo que pensaban los demás de ella. Casi todo se debía al clasismo, porque al ser una chica de clase baja no puede ni osar ir al Ritz a tomar algo. Sus únicas aspiraciones tenían que ser trabajar como sirvienta o casarse relativamente bien. Y no salirse nunca del papel que le había tocado en la vida. Pero, evidentemente, un espíritu libre como ella iba a llevar mal lo de servir…

Mientras Cluny aprende a ser doncella, se va conociendo a la gente de la casa. Casi más a la familia empleadora que a los empleados, porque hay más líos entre los ricos. Aunque tampoco hay muchos personajes, porque la familia está compuesta por sir Henry Carmel, que es bastante despistado, su esposa, lady Alice Carmel, y su único hijo, Andrew. Lady Carmel, a pesar de ser muy tradicional, es muy buena anfitriona. Y con tal de complacer a sus invitados es capaz de disimular o incluso de mentir, como asegurar que le encanta viajar. Andrew, que es muy generoso, invita a Belinski, un peculiar escritor polaco y judío, a la casa de sus padres, porque cree que su vida corre peligro. Belinski, por determinados comportamientos, fue el personaje que menos me gustó. También aparecen otros personajes, como Wilson, un farmacéutico muy serio, interesado en Cluny, o Betty, que se dedica a ir de fiesta en fiesta y a rechazar peticiones de matrimonio.

Con esos personajes, y alguno más secundario, aparecen varias situaciones de enredo, proposiciones de matrimonio, rechazos amorosos, comportamientos excéntricos, amistades inesperadas, malentendidos, comentarios por la espalda… Lo malo es que algunas situaciones, probablemente pensadas para hacer reír, a mí no me hacían gracia. Como, por ejemplo, tratar con mucha frivolidad el acoso sexual. Además de esos enredos, que podrían ser bastante atemporales, trata temas muy actuales (en esa época), como la posibilidad de que estalle la Segunda Guerra Mundial. El libro se publicó en 1944, así que la autora ya sabía que se iba a producir, y puede que por eso decidiera que la novela transcurriera un poco antes de ese gran cambio. Andrew está muy preocupado con las noticias que llegan de Europa, pero sus padres creen que exagera. Es parte de la personalidad de los personajes, pero también un reflejo de lo aislado que se puede estar en el campo. Y más si se desea que todo siga igual, como en los viejos tiempos.

¿A quién se lo recomiendo?

A quien le gusten las historias de enredo, con un humor, a veces, un poco absurdo.

Ritmo de lectura

Al ser una lectura conjunta y de tandas semanales cortas, fue un ritmo medio. Si hubiera leído este libro yo sola, probablemente hubiera tardado menos, por la curiosidad que tenía por el desenlace.

¿Leerías algo más de la autora?

Sí, seguramente. Aunque no me resulte tan graciosa como mi querido Wodehouse, sí que tiene una forma de relatar poco convencional. Y siempre viene bien leer cosas distintas. En 1946 se estrenó una película basada en la novela, que cambia ciertas cosas, pero por ahora no tengo mucho interés en verla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.