Tres pequeñas mentiras de Laura Marshall

Tres pequeñas mentiras - Laura MarshallThree Little Lies - Laura Marshall

Sinopsis

DOS MEJORES AMIGAS. UNA FATÍDICA NOCHE. Y NADA MÁS PODEROSO QUE UNA MENTIRA. EXCEPTO TRES MENTIRAS.

Diez años atrás, un horrible acontecimiento sacudió́ sus vidas, pero no destruyó su amistad. Ahora, Ellen y Sasha comparten piso en Londres, todavía unidas por lo que ocurrió́ en el pasado. Pero, de repente, un día, Sasha no vuelve a casa. Siguiendo su instinto, Ellen inicia la búsqueda de su amiga, y pronto descubre que quizá́ no conocía a Sasha tanto como pensaba. Quizá́ todos estos años, Sasha no haya hecho más que fingir. Cuantos más secretos descubre, más peligro corre su vida. Porque alguien la observa. Alguien que hará́ todo lo posible para que el pasado quede enterrado para siempre.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Hace tiempo vi la cubierta de esta novela y por la sinopsis me apetecía leerla, porque el tema de las mentiras reconozco que siempre me llama la atención. Pero decidí leerme antes la primera novela de esta autora, Maria quiere ser tu amiga. Y tras leerla estaba segura de que leería esta otra, su segunda novela publicada, cuando me apeteciera no parar de leer.

¿Mereció la pena?

Sí, porque me ha enganchado y me han gustado la trama, el desenlace, los personajes… Me parece que ha evolucionado como escritora, o por lo menos ha escrito una novela en la que he sido capaz de entender las motivaciones de casi todos los personajes (en la anterior novela no paraba de pensar en las tonterías que llegaba a hacer la protagonista). Hubo un momento, casi al final del libro, en el que me pareció que daba el típico giro que solo busca enredar la trama y aumentar el suspense, pero me parece que aprovechó ese golpe de efecto para tratar temas que no había tratado y demostrar que los personajes eran más complejos de lo que podía parecer. Creo que al llegar a ese giro (que me temía) hasta debí poner una mueca de «vaya, con lo que bien que iba», pero después me alegré de que se le ocurriera. Y el final me convenció totalmente.

La novela está formada por capítulos cortos, con saltos temporales. Tiene tres narradoras, aunque casi toda la historia la cuenta Ellen, que se puede considerar la protagonista. Poco a poco se da cuenta de que no se enteraba de muchas cosas. Y que no se le daba muy bien juzgar a las personas. Ella nos cuenta lo que pasó en 2017 (y un poco de 2018), y entre 2005 y 2006. Olivia narra durante 2007, en el juicio a uno de sus hijos, y también un poco en 2017. Y en la parte del juicio me pareció que la autora reflejaba muy bien lo que debe de sentir una madre dividida entre el amor por su hijo, su deseo de que sea inocente, las dudas que tiene y que no quiere tener sobre su inocencia, temor por saber la verdad… Pero, sobre todo, querer evitar que sufra y desesperarse porque no puede ayudarle. También en algunos capítulos tenemos la versión de Karina, en 2006. Que, aunque le corresponden pocas páginas, aporta mucho, sobre todo para entenderla, porque lo que cuenta Ellen parece un poco sesgado.

Ellen y Karina son amigas desde la infancia, y su vida se trastoca en 2005 cuando llegan unos nuevos vecinos. Se trata de una familia, los Monkton, formada por Olivia, la madre, y Tony, el padre de dos adolescentes, Daniel y Nicholas. Y, además, está Sasha, otra adolescente, que fascina a todo el que la conoce y es bastante misteriosa. En 2017 la historia arranca cuando Sasha ha desaparecido y Ellen, con la que lleva años conviviendo, hace todo lo que puede por encontrarla. A la policía le parece que es una desaparición de bajo riesgo, y mucha gente parece empeñada en decirle que igual Sasha no es tan sincera ni buena amiga como Ellen cree. Y eso me pareció desde el principio, que estaba muy cegada y aceptaba que su amistad dependiera siempre de lo que quería Sasha. Otro personaje del pasado y del presente es Leo Smith, también fascinado por esa familia nueva en el vecindario, al igual que Karina y Ellen.

Aparte de ser una historia de suspense, también es bastante psicológica, y se tratan muchos temas que a mí me dieron que pensar. No solo se habla de cómo ve la maternidad Olivia, aparecen otros tipos de madres, y también de padres, y los problemas que tienen con sus hijos adolescentes. Además, salen otros temas como los abusos sexuales; las amistades adolescentes y cómo algunas duran y otras no; los celos entre hermanos o en la pareja; el alcoholismo; la necesidad de algunos artistas de que les doren la píldora, mientras que a otros les basta con disfrutar mientras cantan o tocan; la necesidad de agradar o ser el centro de atención; el efecto de las amenazas, la manipulación o las mentiras. El título menciona «tres pequeñas mentiras», que no tengo muy claro a qué tres se refiere exactamente, porque en realidad aparecen un montón de ellas. Y algunas no creo que puedan considerarse «pequeñas» precisamente…

¿A quién se lo recomiendo?

A quien quiera leer una novela con mucho suspense, tanto por lo que pasa en el presente como en el pasado.

Ritmo de lectura

Rapidísimo, me tuvo muy enganchada.

¿Leerías algo más de la autora?

Sí, seguro que sí, pero tendré que esperar a la publicación de su tercera novela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.