La novia gitana de Carmen Mola

La novia gitana - Carmen Mola

Sinopsis

Susana Macaya, de padre gitano pero educada como paya, desaparece tras su fiesta de despedida de soltera. El cadáver es encontrado dos días después: la víctima ha sido torturada brutalmente siguiendo un ritual insólito y atroz. Su hermana Lara sufrió idéntica suerte siete años atrás, en vísperas de su boda, pero el asesino cumple condena en prisión: ¿alguien ha imitado sus terribles métodos o hay un inocente encarcelado?

La inspectora Elena Blanco, una policía veterana amante del karaoke, de los coches de coleccionista, de las relaciones sexuales en todoterrenos y de la grappa, en la que intenta ahogar su doloroso pasado, deberá levantar los velos uno a uno para descubrir quién pudo vengarse con tanta saña de ambas novias gitanas. En el camino, se enfrentará a sus peores fantasmas.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Porque había leído muy buenos comentarios sobre la novela. No me apetecía mucho leerla porque por esos mismos comentarios creía que sería una novela negra muy dura, con la que iba a pasarlo mal (y más si algunas personas comparan a la autora con Pierre Lemaitre, que me parece durísimo…). Finalmente decidí que era mejor intentarlo y no quedarme con la duda de si me estaba perdiendo una gran novela.

¿Mereció la pena?

Me esperaba mucho más, con las expectativas tan altas que tenía. Sí que es verdad que no me ha durado nada el libro, y eso es lo que suelo esperar de una novela de intriga: que me tenga tan enganchada que no pueda parar de leer. En este caso, más que por estar muy enganchada (aunque sí que tenía interés en saber cómo acababa la historia), me puse a leer y leer porque me resultaba una lectura muy fácil, y muy sencillo seguir la narración. Me alegré de que no me pareciera tan desagradable como esperaba. Y creo que se debe a que no se recrea en las «maldades» ni se sabe qué está pensando el psicópata, por lo que no me transmitió el horror y el sufrimiento que sí consiguen otros autores, como el ya mencionado Pierre Lemaitre.

Incluso me resultó chocante que me estuviera resultando «amena» la narración, como si no fuera realmente consciente de los horrores que estaba leyendo. La autora usa un lenguaje sencillo, en tercera persona y casi todo en presente (también me resultó raro tanto presente, probablemente por lo poco frecuente que es). Pero eso me daba una impresión extraña, porque sentía que me estaba facilitando demasiado la lectura. Me parecía que me lo daba «todo masticadito», para que pudiera leerlo y digerirlo fácilmente. Y así leí y leí, y casi sin darme cuenta ya había llegado al final.

La trama no me ha parecido muy original, aunque tiene algunos giros que me sorprendieron. Que no me haya parecido tan original puede deberse, en parte, a que había leído recientemente libros similares a este. Y me daba la impresión de «esto yo ya lo he leído». La forma de matar me recordó a Las alas del dinosaurio, de Sissel-Jo Gazan, y el equipo especial para investigar y la trama a Crímenes duplicados, de Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt (evidentemente no es todo igual, pero tiene ciertas similitudes). La protagonista, Elena Blanco, me recordó a la de Ana, de Roberto Santiago.

Lo que disfruté mucho fue reconocer varios lugares por los que transcurre la historia, en Madrid, sobre todo. E incluso descubrir algunos que no sabía ni que existían, como la Quinta de Vista Alegre, en Carabanchel (que en teoría próximamente abrirán al público). Los personajes no me terminaron de convencer, me parecieron demasiado tópicos en general. En el libro aparecen muchos diálogos, pero no me pareció que tuvieran realmente «voz propia» los que hablaban, o no la suficiente como para distinguir quién hablaba solo por su forma de expresarse (por el contexto sí).

Algunas de las cosas que no me cuadraban pueden ser fruto de mi desconocimiento sobre el mundo policial real. Me resultaba poco creíble que existiera una brigada especial para analizar casos difíciles (Brigada de Análisis de Casos), pero que casi nadie conoce dentro de la Policía Nacional (solo por rumores o cuando el caso lo requiere); con un equipo muy reducido y de élite, pero que cometen errores que parecen de novatos… Igual existe (o podría existir) algo así, pero no entiendo la utilidad de tanto secretismo… También me extrañaba la forma de incorporar a gente nueva, que no usaran todos los recursos de los que dispone la policía, que fueran tan flexibles con las “normas” o que una policía muy experimentada e individualista parezca necesitar el apoyo del novato.

¿A quién se lo recomiendo?

A las personas que quieran leer una novela negra, con bastante intriga y fácil de leer.

Ritmo de lectura

Bastante rápido. Me lo leí en muy poco tiempo porque es de lectura bastante fácil, con capítulos cortos, muchos diálogos y sin largas descripciones que interrumpan el ritmo.

¿Leerías algo más de la autora?

Ya se ha publicado su siguiente novela, La Red Púrpura, que es la continuación de esta, y de la que ya he leído comentarios (que varían entre que es peor o mejor que La novia gitana, pero coinciden en que es mucho más dura). Pero no tengo claro si siento la suficiente curiosidad como para leerla (al final de esta novela ocurre algo y para saber qué pasa después y cómo acaba habría que leerse La Red Púrpura).

Una respuesta a «La novia gitana de Carmen Mola»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.