Cómo descubrí… a Agatha Christie

La inspiración de este «cómo descubrí» me ha llegado por las redes sociales. Más concretamente, gracias a Instagram. Mi historia sobre cómo empecé a leer a Agatha Christie es muy sencilla y corta, así que casi pensaba que no merecía la pena contarla; pero últimamente mucha gente ha empezado a descubrirla, o a redescubrirla, así que ha pasado a ser una entrada mucho más interesante.

Agatha Christie a los 8 años
Hablando de descubrimientos: su primera pasión fue la música y no la escritura. Ahí está a los 8 años, antes de que le dijeran que nunca sería suficientemente buena tocando. Fuente: The strange case of Agatha Christie’s secret photo album.

Continuar leyendo «Cómo descubrí… a Agatha Christie»

Cómo descubrí… a P. G. Wodehouse

Otro de mis autores favoritos, con el que puedes divertirte y reír, si eres de los que te gusta el humor británico y no sé si llamarlo humor «blanco» (más que nada porque no tiene ni pizca de humor negro o verde). Y a P. G. Wodehouse lo descubrí mirando donde muchas veces no miro…

P. G. Wodehouse
P. G. Wodehouse. Fuente: P.G. Wodehouse: Guía de lectura para lords patanes y mayordomos benefactores.

Continuar leyendo «Cómo descubrí… a P. G. Wodehouse»

Cómo descubrí… a Harry Potter

Harry Potter sigue siendo un fenómeno mundial bastante insólito en la historia de la literatura infantil, y en la literatura en general. Una saga de las más vendidas del mundo, que ha convertido a su autora, J. K. Rowling, en mil millonaria (la primera escritora en conseguirlo). Así que tiene su mérito descubrirlo (hace 20 años) simplemente por la recomendación de una amiga…

Harry Potter y la piedra filosofal de J. K. Rowling

Continuar leyendo «Cómo descubrí… a Harry Potter»