Don Álvaro o La fuerza del sino del Duque de Rivas

Don Álvaro o La fuerza del sino - Ángel de Saavedra, Duque de Rivas

Sinopsis

Estrenada en 1835, es la obra que consolida y hace triunfar el Romanticismo en España. Ambientada en el siglo XVIII (tras la Guerra de Sucesión Española), en Sevilla, su protagonista, Don Álvaro, es un rico y misterioso indiano que vive un apasionado romance con Doña Leonor, una joven aristocrática. El Marqués de Calatrava, padre de la joven, se opone a la relación porque considera a Don Álvaro como un vulgar aventurero.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Porque para el Reto lector 2019 en febrero me tocaba leer algo de un autor de mi zona, y como vivo en Rivas, pensé que era una buena ocasión para conocer la obra del famoso Duque de Rivas, Ángel de Saavedra.

¿Mereció la pena?

Sí, y me ha sorprendido haberla disfrutado tanto. Me gusta leer teatro, aunque lo hago poco, pero en este caso me lo he pasado muy bien leyendo. Y creo que en gran parte es por el ritmo de toda la obra, y cómo está contada la historia. Aunque don Álvaro sea el protagonista, muchas cosas que pasan las sabemos por lo que cuentan los demás de él o de su amada, doña Leonor. La gente en esa época parece ser que también era muy cotilla y no se cortaban a la hora de comentar las andanzas, amoríos o desgracias de los demás. Eso hace que la narración sea muy ágil, y, aunque pasan muchas cosas, con pocas explicaciones sabemos qué ha pasado (o qué puede que vaya a pasar, que algunas acerté y otras no).

La historia me ha gustado, y más porque tiene ciertos toques de humor, como los del Hermano Melitón y su descontento con el trabajo que le ha tocado, que supongo que estaban pensados para eso, para quitar seriedad. Otros momentos me han hecho gracia, pero no creo que fuera la intención del autor. Como cuando toda una escena es para que pase don Álvaro de un lado al otro del escenario (la escena es muy corta, claro, pero me hizo gracia). Y por esos momentos de humor no pensé que acabaría siendo una obra tan trágica. Tal vez sería más acertado que se llamara «La crueldad del sino». Algunas cosas, como que don Álvaro fuera torero aficionado (tal y como lo cuenta parece que casi todos los hombres lo eran) o la importancia tan grande que tiene el honor de la familia, hacen que parezca una historia un poco desfasada, pero aun así me parece que se merece la consideración que tiene de clásico del teatro.

Me llamó la atención que combine prosa con verso a lo largo de la obra (aunque si uno habla en verso, el otro responde en verso, no suele mezclarse). Al principio pensé que los de prosa y más cortos eran los de la gente del pueblo, pero no. Tanto los de alta alcurnia como los taberneros o los sirvientes hablan a veces en prosa y otras en verso. Normalmente en verso son los diálogos más largos, con mucho más sentimiento. La única pega de haber leído la obra y no verla representada es que se pierden algunas sorpresas sobre la identidad de los personajes. Varios fingen ser otras personas, intentando evitar el destino o cambiarlo, pero al leer ya sabemos que tal o cual no son quienes dicen ser, aunque hasta ese momento no hubieran aparecido en escena (nunca mejor dicho).

Me lo he leído en versión digital, por eBiblio (en formato epub), pero también está disponible en la página web de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (aquí el enlace). Y seguramente también se puede encontrar en PDF, porque al ser de 1835 hace mucho que caducaron los derechos de autor. En la versión que he leído aclaran que se trata de una:

Edición digital a partir de la de Madrid, Tomás Jordán, 1835 y la de Obras Completas, tomo IV, Madrid, Biblioteca Nueva, 1855. Edición cotejada con las de Alberto Sánchez (Madrid, Cátedra, 1976), Ermanno Caldera (Madrid, Taurus, 1986), Carlos Ruiz Silva (Madrid, Espasa-Calpe, Col. Austral, 1991) y la de Miguel Ángel Lama (Barcelona, Crítica, 1994), siendo esta última la utilizada como referencia de autoridad en la mayoría de los casos por su rigor. Actualizamos la ortografía y la puntuación.

¿A quién se lo recomiendo?

A las personas a las que les guste el teatro clásico.

Ritmo de lectura

Muy rápido. Es un texto no muy largo, pero por el ritmo que tiene no me duró casi nada.

¿Leerías algo más del autor?

Creo que sí, por ejemplo, sus Romances y alguna otra obra suya como Tanto vales cuanto tienes (que es una comedia).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.