Los días felices de Mara Torres

Los días felices - Mara Torres

Sinopsis

“Si el ser humano quiere saber cómo es su vida, solo tiene que observar su día de cumpleaños cada cinco años desde la mañana a la noche. Porque cada cinco años el mundo cambia, y cuando uno se quiere dar cuenta, es otro”.

Miguel recibe una tarde la llamada inesperada de Claudia. A partir de su encuentro, la novela narra la vida de Miguel contada a través del día de su cumpleaños cada cinco años: el tiempo en Cambria; la relación con su mejor amigo; la universidad; la ciudad; y sobre todo, los sentimientos y sus contrapartidas.

En Los días felices, Mara Torres describe la etapa más cambiante del ser humano, en la que el amor, la amistad, la cotidianidad y los sueños quedan reflejados en una historia tan sencilla, compleja y divertida como la propia vida.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Casi cada día veo La 2 Noticias y a su presentadora Mara Torres, a pesar de lo intempestivo de la hora de este telediario, que parece que lo ponen a esas horas de la madrugada para que no lo veamos. Siempre me ha gustado lo buena comunicadora que es esta periodista, que no solo ha trabajado en televisión, también trabajó en la Cadena Ser dirigiendo el programa Hablar por hablar, convirtiéndose en líder de la noche radiofónica. En 2012 ganó el Premio Planeta con la novela La vida imaginaria y me apeteció conocer también su faceta como escritora. Y no me defraudó. Me pareció un libro muy fresco, natural y divertido, y me apetecía mucho leer Los días felices, su segunda novela, que ha escrito cinco años después.

¿Mereció la pena?

Si el primer libro de Mara Torres me gustó, esta segunda novela me ha gustado mucho más. Me sigue pareciendo que escribe de manera original. En este libro esa originalidad está en contarte la vida del protagonista, Miguel, el día de su cumpleaños cada cinco años, desde que se levanta hasta que se acuesta. Así nos va contando cuando cumple 20, 25, 30, 35 y 40. Porque, según el padre de su mejor amigo, el mundo cambia cada cinco años. Tal como nos lo cuenta la autora, es verdad, de cinco en cinco años la vida del protagonista va cambiando continuamente. Y si lo pensamos bien la nuestra también, no es lo mismo ahora que hace cinco años. No solo cambia lo que nos rodea también cambiamos nosotros. Cuando nos queremos dar cuenta somos otros, porque vivir es complicado y según pasan los años lo es cada día más. No es lo mismo cuando tienes 20 años que todo es más divertido y no tienes compromisos, que cuando cumples 40 y ya te has cargado de ellos.

Lo que más me gusta de la autora es que escribe de una forma muy coloquial, los personajes me parecen muy cercanos y amistosos. Cualquiera de nosotros nos podríamos identificar con ellos. Todos hemos podido tener esas amistades que consideramos para siempre; o en la adolescencia, cuando vamos descubriendo tantas y tantas cosas; o nuestro tiempo de estudiantes con tantos sueños por cumplir. También podemos reconocer nuestras frustraciones en la vida y cómo las superamos. El libro empieza muy divertido, y, poco a poco, según Miguel va cumpliendo años, el libro se endurece. Yo creo que la vida suele ser así: la juventud es toda una fiesta y luego la madurez nos hace ser más reflexivos y esa fiesta se modera. Y me encanta cómo lo cuenta Mara Torres.

Esta novela me ha gustado tanto porque habla de sentimientos, pero sin filosofar, muy “sobre la tierra”. Yo soy muy terrenal y nada mística. Y me encantan las novelas que tratan sobre lo cotidiano, llenas de personajes normales en los que podemos reconocer a cualquiera de los que nos rodean, ejerciendo el libre derecho de tomar decisiones, aunque a veces no sean acertadas. También es una novela que habla sobre el amor platónico, seguramente todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido un amor así. Me ha gustado mucho su planteamiento de que no deja de ser un amor cómodo, porque no se desgasta como los amores reales, siempre se mantiene igual con el tiempo. Nos hace felices porque no pide nada a cambio, pero también es verdad que da muy poco.

Esta novela también nos habla de que siempre estamos mirando al futuro en vez de vivir el presente. Cuando estamos en el instituto ansiamos la vida de los universitarios; cuando estamos en la universidad queremos ya terminar y empezar un trabajo, tener un sueldo; y así con todo. Y de repente nos damos cuenta de que el tiempo ha pasado y en la mayoría de los casos no se han cumplido ninguno de los anhelos que teníamos de jóvenes. Entonces nos preguntamos si hemos sido felices y era esa la vida que soñábamos tener.

En resumen, es una novela encantadora.

¿A quién se lo recomiendo?

A los que les gusten las novelas en las que se habla de gente corriente como tú y como yo, que no son héroes y se arrepienten de muchas cosas de las que han hecho en su vida.

A los que les gusten los libros en los que se habla de la vida, día a día, con sus alegrías y tristezas, sus amores y sus desamores.

A los que les gusten los libros en los que se habla de amistad, amor, vida, muerte, cariño, trabajo, paternidad… Es decir, de la vida.

Ritmo de lectura

Rapidísimo, me la he leído en dos tardes, porque no es muy larga y me tenía totalmente enganchada a la historia.

¿Leerías algo más de la autora?

He leído sus dos novelas y espero ya con muchas ganas la tercera, que claro que leeré. En cuanto la ponga en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.