84, Charing Cross Road de Helene Hanff

84, Charing Cross Road - Helene Hanff84, Charing Cross Road - Helene Hanff

Sinopsis

En octubre de 1949, Helene Hanff, una joven escritora desconocida, envía una carta desde Nueva York a Marks & Co., la librería situada en el 84 de Charing Cross Road, en Londres. Apasionada, maniática, extravagante y muchas veces sin un duro, la señorita Hanff le reclama al librero Frank Doel volúmenes poco menos que inencontrables que apaciguarán su insaciable sed de descubrimientos. Veinte años más tarde, continúan escribiéndose, y la familiaridad se ha convertido en una intimidad casi amorosa. Esta correspondencia excéntrica y llena de encanto es una pequeña joya que evoca, con infinita delicadeza, el lugar que ocupan en nuestra vida los libros… y las librerías. 84, Charing Cross Road pasó casi inadvertido en el momento de su publicación, pero desde la década de los setenta se ha convertido en un verdadero libro de culto a ambos lados del Atlántico.

Helene Hanff (Filadelfia, 1918-Nueva York, 1997), de formación autodidacta, inició su carrera literaria escribiendo obras de teatro y, más adelante, guiones para la televisión, libros infantiles, ensayos históricos y políticos y colaboraciones en el New Yorker y Harper’s. La fama le llegó después de publicar 84, Charing Cross Road, que inspiró una película protagonizada por Anne Bancroft y Anthony Hopkins.

¿Por qué me decidí a leerlo?

En este caso fue una recomendación que vi en Instagram, y pensé que el libro tenía muy buena pinta.

¿Mereció la pena?

Me encantó. Tiene una parte triste, que me conmovió mucho y me hizo pensar lo cruel y triste que puede ser la realidad, pero es que la vida es así. En la ficción es más raro encontrar vidas normales, parece que se busca más lo “épico”. En este libro aparecen personas que no suelen ser los protagonistas en los libros, simplemente trabajan para ganarse la vida e intentan hacerlo lo mejor posible, pero también tienen sus pequeños placeres. A pesar de lo triste que me puse leyéndolo, me sigue gustando y me parece muy recomendable, porque es una historia muy humana y conmovedora.

Cuando llevaba 30 páginas notaba que se me iba a hacer corto. No sé si porque son cartas reales o por qué, pero el libro se hace muy ameno. A veces, una historia contada solamente con cartas puede resultar pesada o sientes que te falta información, pero no es este el caso. Por supuesto desconoces ciertas cosas, y a veces me preguntaba cómo podía pasar tanto tiempo entre carta y carta, pero se puede seguir muy bien todo lo que pasa y no quedan cabos sueltos.

Las cartas dejan muy claro las personalidades de cada uno. Helene es muy espontánea, no se calla para pedir lo que quiere ni evita quejarse si se siente desatendida o no le mandan lo que quiere; pero además lo hace a su manera, a veces exagerando y otras siendo ella la que tiene que reconocer que se ha equivocado. Frank es muy amable y muy contenido, porque es su trabajo, pero también porque tiene el carácter típico que esperas de un inglés. Aun así, él considera que esa relación epistolar es solo suya y le cuesta compartirla con el resto de los trabajadores de Marks & Co.

El vínculo entre Helene y Frank es lo mejor, pero también Helene crea vínculos con el resto de los trabajadores de la librería e incluso con sus familias. Es una historia que hoy en día sería casi imposible, porque casi no se escriben cartas y cuando pides libros a distancia no sueles establecer contacto personal. O por lo menos no a ese nivel. En este caso, lo que empezó como una “simple” relación comercial, se convierte en una extraña amistad, en la que Helene hasta acaba mandando comida porque al otro lado del charco están desabastecidos.

La única pega que le pondría al libro (y casi ni es una pega) era no saber en muchos casos qué libros quería conseguir Helene, porque casi todos son de no ficción (y yo casi todos los libros que conozco o he leído son de ficción). Helene hasta pedía un tipo determinado de Biblia. Así que me sentía un poco “excluida”. Pero por suerte para Helene, Frank sí que sabía qué libros eran y era capaz de encontrarlos y al mejor precio posible. Eso sí, que Helene, que casi no leía ficción, descubriera a Jane Austen con Orgullo y prejuicio me hizo mucha ilusión.

¿A quién se lo recomiendo?

Creo que es una pequeña delicia para la gente que ama los libros, pero puede que no lo entiendan los que leen poco. También se lo recomendaría a la gente que quiera saber cómo se vivía en esa época o algunas de las diferencias entre ingleses y americanos.

Ritmo de lectura

Bastante rápido, aunque el final… Sin entrar en destripes, el final se me hizo duro, y me dio mucha pena.

¿Leerías algo más de la autora?

Pues no lo sé, porque técnicamente no lo ha escrito ella. Se trata de la correspondencia de unas personas reales, así que solo basándome en unas cartas no sé si me gusta como escribe. Pero probablemente si me encuentro con algo más de ella, me lo leeré para ver qué tal escribe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.