Las historias de Erich Kästner

Hace poco escribí la efeméride de Erich Kästner, que ganó el Premio Hans Christian Andersen en 1960 por sus libros infantiles, y me acordé de sus historias, que en parte marcaron mi infancia. Pero no porque a mí me gustaran tanto, que me gustaban, sino porque le encantaba a mi madre. Ella de niña los leyó, así que quería que yo también lo hiciera. Creo que cada vez que veía un libro suyo estaba muy predispuesta a comprármelo.

Sello de Erich Kästner
Sello conmemorativo por los 100 años del nacimiento de Erich Kästner. La ilustración, portada de Emilio y los detectives, es de Walter Trier, cuyos dibujos aparecen en bastantes obras de este autor. Fuente: Página sobre Walter Trier, en alemán.

El primero que tuve, que es el más famoso, fue Emilio y los detectives. No sé si mucha gente lo conocerá, pero para mí es un clásico imprescindible de la literatura infantil o juvenil (y para adultos también, por qué no). Es una historia muy divertida, incluida la introducción sobre cómo se «decidió» a escribir esa historia y no la de la niña llamada Perejil… Es un claro ejemplo de «escribe sobre lo que conoces», porque si no, con toda la investigación que tienes que hacer igual te eternizas o la historia no termina de funcionar.

Puede pensarse que Emilio y los detectives es una historia en la que los niños tenían mucha más libertad que ahora, y que no sería adecuado actualmente por si anima a hacer esas cosas y ser tan independientes. Pero creo que, aparte de ser pura diversión, fomenta la responsabilidad, la amistad, la solidaridad… Tiene una continuación, Emilio y los tres trillizos, que no me lo he leído. Y me están entrando ganas de saber qué pasa con esos tres trillizos…

Libros de Erich Kästner
Mis cuatro libros de Erich Kästner, aunque seguramente me leería alguno más en la biblioteca…

Después llegaron los otros libros a mi vida: El aula voladora, Puntito y Antón, El hombre pequeñito, El hombre pequeñito y la pequeña miss, El 35 de mayo... También tiene uno que se llama La conferencia de los animales, que no sé por qué ni me suena y me extraña. El hombre pequeñito recuerdo habérmelo leído, pero no me gustó tanto. Mi preferido era Puntito y Antón, me encantaba la niña (Puntito), por su imaginación y su forma de tomarse las cosas. Años después, su nombre me sirvió para llamar así a otra gata que tuve por poco tiempo, porque tenía una mancha en forma de punto, y me salió natural llamarla de esa forma.

Pero no solo me han entrado ganas de leer Emilio y los trillizos y La conferencia de los animales. Escribiendo la efeméride descubrí otro libro que no conocía: Las dos Carlotas. Dos niñas muy parecidas se encuentran en un campamento, descubren que son gemelas y deciden intercambiarse… que es la historia original en la que se basa la película Tú a Boston y yo a California (y después el remake Tú a Londres y yo a California), de Walt Disney. Y como sí que he visto la película, me gustaría hasta qué punto se basa en la historia de Erich Kästner.

Carátula de Tú a Boston y yo a California
Una carátula con erratas (el tú sin tilde y mal escrito el nombre de Erich Kästner, que aparece como Eric Kastner), y ni siquiera se les ocurre destacar que la madre es Maureen O’Hara…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.