Mary y la serpiente de A. L. Kennedy

Mary y la serpiente - A. L. KennedyThe Little Snake - A. L. Kennedy

Sinopsis

Mary es una niña que vive en una hermosa ciudad, donde las cometas vuelan muy alto, en una casa con un jardín que a veces es pequeño y a veces es enorme. En ese jardín conoce a Lanmo, que se convierte en su mejor amigo. Es la primera vez que Lanmo se hace amigo de una persona. Lanmo es una serpiente dorada, con unos brillantes ojos rojos, que se acurruca junto a Mary cuando se va a la cama y se posa sobre su hombro cuando va al colegio. Pero nuestra serpiente, además, tiene ciertas obligaciones desde hace muchísimos años y debe dar uso a sus afilados colmillos en otras ciudades, con otras personas. Tras estas separaciones, algunas de ellas muy largas, cuando vuelve siempre se encuentra a Mary un poco más mayor, el pavimento siempre un poco más agrietado, siempre menos cometas en el cielo. Lanmo sabe que llegará el día en que no podrá volver a visitar a Mary y se pregunta si merece la pena tener una amiga si sabes que vas a perderla.

La historia de esta peculiar amistad entre una niña y una serpiente es, a fin de cuentas, la del aprendizaje práctico de las lecciones más duras y fundamentales: en qué consisten la separación, la pérdida, la amistad, el envejecimiento, el amor. Esta fábula, tejida con un lenguaje vibrante y cargado de imaginación, muestra además un singular reverso oscuro, pero tan rico y humano que hace de Mary y la serpiente un cuento total.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Lo vi en eBiblio y me atrajo la portada, por las escamas doradas. Aunque no me gustan mucho las serpientes (en la realidad no me gustaría encontrármelas) me entró curiosidad, y más todavía porque en eBiblio no salía la sinopsis, pero sí muchas frases de reseñas recomendándolo. Así que, a pesar de no saber muy bien qué me iba a encontrar, decidí leerlo.

¿Mereció la pena?

Sí, mucho, me encantó y me conmovió, así que me alegro de que la curiosidad me hiciera leer este libro. Es una historia contada como un cuento, pero con un estilo bastante peculiar. Y aunque podría parecer para niños por el lenguaje, tiene una segunda lectura que probablemente solo los adultos entiendan. Es una historia a veces dura o triste, y otras, tierna, y también tiene algún momento divertido. La única pega que le pondría es que es un libro muy corto, pero eso es algo muy frecuente en los cuentos… Me desconcertó un poco la traducción, de César Aira, que es argentino. Me llamaba la atención por usar palabras que no es que no entendiera, pero a las que estoy poco acostumbrada. Como departamento para hablar de piso o apartamento, o chico para pequeño. El final me resultó al mismo tiempo bello y desgarrador. Me hizo llorar porque me emocionó mucho, pero, pasadas las lágrimas, me dejó muy buenas sensaciones. Una de las reseñas decía que habría que tener el corazón de piedra si llegas al final del libro sin los ojos húmedos. Yo no sería tan categórica, pero sí que creo que es de las historias que conmueven, y puede que a cada persona le toque la fibra sensible por distintas razones.

Está contado en tercera persona por alguien que sabe muy bien lo que piensan todos los personajes de esta historia, y a veces hasta aclara o recuerda cosas a quien está leyendo. Las protagonistas son Mary, una niña a la que parece que nadie comprende, y Lanmo, una pequeña serpiente dorada y elegante, que se hacen amigas y aprenden la una de la otra. La historia empieza con Mary y trata sobre su vida, pero Lanmo también tiene mucho protagonismo, porque sabemos qué hace cuando no está con Mary. En la historia se pueden encontrar muchos temas para reflexionar, como el amor, la amistad, la muerte y su aceptación, las migraciones y las razones para abandonar tu país, la resiliencia, la solidaridad, las injusticias, los sueños que se cumplen y los que no, el dolor de la separación, la necesidad de sentirse acompañado o la de entender cómo funciona el mundo… No me dio la impresión de que la autora pretendiera dar consejos morales o dejar muy clara la moraleja, pero sí que ha creado un mundo que no es como el nuestro, pero que en cierta forma resulta reconocible porque, en el fondo, así funcionan nuestras sociedades.

Mi personaje favorito es Lanmo. Según iba leyendo hasta notaba una especie de envidia porque Mary tuviera una amiga así en su infancia, incluso aunque Lanmo tenga una determinada función (que no puedo decir porque hay que descubrirlo al leer la historia). Me hubiera encantado que se enroscara como una ajorca (otra palabra a la que no estoy acostumbrada) o pulsera o brazalete en mi brazo, que durmiera conmigo o que me acompañara al colegio, aunque me hubieran dolido las separaciones, sobre todo sin tener muy claro a qué se deben. Mary también es muy especial por su forma de ver el mundo, y por eso Lanmo, que nunca ha tenido amigos, quiere ser su amiga. Y esa extraña amistad hace que la serpiente se replantee muchas cosas sobre los sentimientos. También sale un gato, Sombra, que siempre viene bien en cualquier historia, aunque no habla (una pena). Además, conocemos un poco a Paul, otro niño que puede ver a Lanmo, los padres de Mary, y otras personas que se cruzan en el camino de la pequeña serpiente…

¿A quién se lo recomiendo?

A todo el mundo, aunque más concretamente a quien le gusten las historias que parecen sencillas, pero que no lo son tanto, y que tengan un poco de «magia».

Ritmo de lectura

Bastante rápido, y eso que, en el fondo, no quería terminar de leerlo.

¿Leerías algo más de la autora?

Espero que sí, aunque no parece que hayan traducido muchas de sus obras.

2 respuestas a «Mary y la serpiente de A. L. Kennedy»

  1. ¡Hola!
    Pues entiendo que te atrajera por la portada porque me he quedado un buen rato mirándola, como si ya lo conociera. No lo he leído pero tiene buena pinta, además, creo que siempre viene bien leerse algún cuento para pensar. Muchas gracias por la reseña.
    Un besote!! ^,^!!
    ELEB

  2. Hola! Estoy completamente de acuerdo con ELEB, la portada es preciosa! y me has dejado con el gusanillo sobre la función de Lanmo aunque más o menos…. creo que algunas opciones se me empiezan a ocurrir. Por como lo explicas tiene pinta de ser una historia super tierna, así que me la apunto! Mil gracias por el descubrimiento! Nos leemos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.