El día que me atrapes de Manuel Enríquez

El día que me atrapes - Manuel Enríquez

Sinopsis

Con su habitual potencia narrativa, Manuel Enríquez nos deslumbra en El día que me atrapes con un thriller de suspense arrollador, maquiavélico, divertido, intenso, emotivo, y a ritmo tanguero del dos por cuatro.

Corría el año 1980; en la convulsionada Argentina regida por el dictador Videla todo el mundo era sospechoso de cualquier cosa y había que manejarse con extrema cautela si no se quería engrosar la nómina de «desaparecidos».

Sergio Vignola, un habilísimo ex carterista, osado, simpático y mujeriego, bajo el apelativo artístico «Ladrón Vignola», intentaba redimirse de una vida al margen de la ley. Cada noche, desde el escenario del Karim –el cabaret preferido por la alta burguesía porteña– sabía hechizar a su auditorio con un número de ilusionismo haciendo gala, ahora honradamente, de ese don de la rapidez de dedos con el que había sido «bendecido».

Seductor empedernido, se enreda en las faldas equivocadas –las de la esposa de un alto mando militar– y de la noche a la mañana se encuentra exiliado en España prácticamente con lo puesto.

Pero en la Madre Patria las cosas tampoco le resultan sencillas. El trabajo honrado no es lo que abunda, mucho menos para un indocumentado, y no encuentra más remedio para sobrevivir que echar mano de su talento… y de las carteras ajenas.

Para colmo de males su camino se cruzará con el de Porfirio Blanco, un destacado agente de policía de la Central de Madrid, que hará de la captura de Vignola, «Gardel» para los cuerpos policiales, un desafío personal, iniciándose así un duelo de talentos que confrontará a dos mentes brillantes con el poder cautivador que sólo poseen los grandes personajes de ficción.

La sangrienta dictadura militar en la Argentina, el fallido golpe de Estado del «23F» en España, el mundial de fútbol, la «Expo 92» y la visita Papal, entre otros momentos históricos inolvidables, serán el telón de fondo de una cacería humana a lo largo de más de treinta años en la que el lector no tendrá muy claro si ponerse del lado del cazador o de la presa.

Con su maestría narrativa, con esa búsqueda constante del hallazgo y la sorpresa, con el poder de convicción con que crea unos personajes tan carismáticos como entrañables, con la seducción, la contundencia y el humor desplegados a lo largo de toda la historia, con ese final tan imprevisto como emotivo y original, Manuel Enríquez logra con holgura que El día que me atrapes cautive profundamente al lector desde la primera página, y le haga esperar, con ansiedad, su próxima novela.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Mi padre me lo recomendó, porque le gustó y le enganchó. El autor es un conocido de unos amigos suyos, y le habían prestado el libro.

¿Mereció la pena?

Me sorprendió que me enganchara, porque que un carterista despierte tanto interés en la policía me parecía raro. Con un ladrón de guante blanco lo entendería más, porque se lleva grandes cantidades de dinero en forma de obras de arte o joyas. Pero en el caso de este ladrón casi ni merece la pena tanto empeño en cazarle. Y más teniendo en cuenta que por las pocas cantidades que afana no duraría mucho retenido en prisión (hoy en día, antes a saber…). También es verdad que no quería que lo atraparan porque comprendía sus razones para robar y me resultaba simpático. Excepto en sus relaciones con las mujeres, en las que me parecía demasiado superficial, porque básicamente se pueden resumir en “o es guapa o no me interesa”. Pero reconozco que por lo demás resultaba encantador.

La narración se centra en recordar el pasado de Sergio Vignola, que tiene que marcharse de Argentina si no quiere acabar muerto. Porque tener un lío con la esposa de un hombre importante en la dictadura de Videla no era buena idea, pero a una mujer guapa él no puede resistirse. Así que acaba en España, y allí llama la atención por su destreza robando. Un policía, Porfirio Blanco, se empeña en capturarlo, y como no lo consigue, en parte gracias al arte que tiene Vignola de fingir o pasar desapercibido, se convierte en una espina clavada. Pero parece que después de tantos años, la policía y su pasado acabarán encontrando a este carterista…

Como dice en la sinopsis (que me parece demasiado extensa, y en comparación con el libro resulta aburrida), el recorrido de Vignola sirve para que el autor nos recuerde varios acontecimientos pasados. Además, es un buen repaso de los excesos que se cometieron durante la dictadura en Argentina, aunque se centre en un caso particular. Aparte del daño que hicieron, por la cantidad de muertos y desaparecidos, se nota la impunidad con la que actuaban. Por suerte, hace poco fue el juicio y la condena en Argentina de los asesinos y torturadores, que creo que puede servir como una cierta reparación, aunque llega un poco tarde.

Los personajes masculinos me parecían bien conseguidos: el ladrón encantador y el policía de la vieja escuela. Pero no me convencían mucho sus personajes femeninos, hasta que ya hacia el final, y en parte gracias a uno de sus giros, me pareció que el autor se «redimía», y las presentaba como personas inteligentes y no tan dependientes de cómo las ven o las tratan los hombres. Lo que no me gustó fue que casi todas fueran guapísimas, y que en cierta forma se desprecie a la única que no lo es, como si por el hecho de no ser atractiva físicamente no pudiera ser amada, a pesar de ser inteligente y buena persona.

¿A quién se lo recomiendo?

A los que les gusten las historias con suspense y que quieran recordar ciertos momentos históricos de los últimos 30 años.

Ritmo de lectura

Rápido. Porque la historia me enganchó y no es muy extenso (163 páginas).

¿Leerías algo más del autor?

Sí, aunque puede que sean difíciles de conseguir sus libros porque no está en ninguna editorial importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.