Azúcar quemado de Avni Doshi

Azúcar quemado - Avni DoshiBurnt Sugar - Avni DoshiGirl in White Cotton - Avni Doshi

(La edición original del año 2019 fue publicada en la India y se tituló «Girl in White Cotton». Al año siguiente se publicó en Gran Bretaña como «Burnt Sugar», que es el título que se ha traducido al castellano).

Sinopsis

«Mentiría si dijera que nunca he sentido placer cuando a mi madre le ocurre una desgracia.»

La madre de Antara siempre fue una mujer indomable, que despreció las convenciones de su familia, su marido y su época. Pero ahora está perdiendo la memoria y Antara quiere que recuerde. Que recuerde las veces que le hizo daño, los lugares a los que la arrastró de niña por huir de un matrimonio aburrido, el culto religioso en el que vivieron, los meses en la calle después de que le rompieran el corazón. Antara piensa en todo eso mientras acompaña a su madre y se pregunta cómo cuidar de alguien que no la cuidó jamás.

Azúcar quemado habla de hijas que no quieren a sus madres y madres que no quisieron a sus hijas y explora el doble filo del lazo que une a ambas. Traducida a 22 idiomas, esta es la afilada historia de dos mujeres que han pasado una vida embistiéndose desde la incomprensión.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Alguien me lo recomendó, y a mí los temas de madres e hijas que no se quieren siempre me llama la atención, porque no es algo sobre lo que se suela escribir. Por suerte últimamente sí que hay bastantes autoras que tratan este tema del no amor entre madres e hijas, porque en las familias no todo es tan bucólico como se piensa.

¿Mereció la pena?

Aunque no me ha resultado un libro fácil de leer, mentiría si dijera que no me ha gustado esta novela sobre madres e hijas. Pero lo cierto es que no estoy de acuerdo con la sinopsis en la que dice que trata sobre hijas que no quieren a sus madres. No es tan sencillo, es mucho más complicado. Se trata de una hija que adora a su madre, pero no puede perdonarle la infancia que le proporcionó, aun a pesar de esa frase que resume tan bien el libro: “Mentiría si dijera que nunca he sentido placer cuando a mi madre le ocurre una desgracia”.

Antara sigue con su madre incluso cuando ya es adulta y cuando la madre enferma, y, aunque le guarda mucho rencor, no puede vivir sin ella. Yo creo que más bien nos cuenta cómo las cosas que hacemos en diferentes momentos de nuestra vida pueden ser buenas o malas para nuestros hijos. Y ellos pueden no olvidarlo nunca y guardarnos rencor si no fueron tan buenas como a nosotros nos pareció. Pero, sobre todo, la novela habla sobre lo difícil que es ser cuidador, y más si los cuidados son complicados. En este caso la hija tiene que cuidar de la madre que está perdiendo la cabeza, pero no quiere que olvide nada de lo que le hizo de pequeña. Por otro lado, con tanta inestabilidad emocional, la hija tiene que cuidar a la vez a su propia hija recién nacida, y la cosa se le complica mucho más.

Antara, la hija, lo cuenta en primera persona. Y lo hace llena de rencor hacia su madre, que se saltó todas las normas de convivencia de la India. Marchándose de casa y abandonando a su marido, llevándose a su hija para vivir en una comuna donde luego no la cuidaría durante años. Pero realmente cuando siente más rencor es cuando se da cuenta de que su madre, con la pérdida de memoria, va a olvidar todo lo que le hizo. Eso es lo que peor lleva, no quiere que lo olvide, necesita que lo recuerde siempre para echárselo en cara, pero ve que eso ya no es posible y se desestabiliza. Pero, a pesar de ese rencor, no la odia. Sigue teniendo relación con ella, la cuida, aunque no la soporta. Y, en el fondo, sabe que si su madre muere, ella no sabrá vivir. Tanto la desestabiliza emocionalmente el pensar que su madre se olvide de ella y de lo que le hizo, que acaba siendo tan irresponsable con su bebé como su madre lo fue con ella.

He dicho al principio que no ha sido un libro fácil de leer, y se debe a que comienza de forma un poco caótica. No se sabe muy bien qué sienten la una por la otra, y todo suena un poco confuso y lioso. Y por supuestísimo muy duro. Pero también me ha gustado mucho, porque me gustan los libros que tras leerlos no paras de hacerte preguntas. Y me he hecho tantas que no las voy a enumerar, prefiero que lo leáis y os las hagáis vosotros mismos.

También me ha gustado mucho la magnífica ambientación que da la autora sobre la India actual, en la ciudad de Pune, y en la India de cuando Antara era pequeña y su madre se la lleva de la casa de su padre. Cómo vivían, qué comían, detalles religiosos e históricos de esas dos épocas. También nos cuenta muy bien detalles de cómo la madre va perdiendo la memoria poco a poco, de su enfermedad, pero también de la enfermedad que esto le está causando a Antara. Traumas infantiles que ahora están saliendo en la adulta que es.

¿A quién se lo recomiendo?

A los que os guste haceros preguntas después de terminar un libro.

A los que os gusten las novelas sobre madres e hijas que se quieren y se odian.

A los que queráis conocer un poco mejor la sociedad india.

Ritmo de lectura

A ritmo normal. El principio más lento, porque me costaba centrarme, me parecía un poco lioso. Después ya un poco más rápido.

¿Leerías algo más de la autora?

Seguro que sí. Creo que esta es su primera novela, pero quiero leer más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.