Lo que callan los muertos de Ana Lena Rivera

Lo que callan los muertos - Ana Lena Rivera

Sinopsis

Una novela de misterio ambientada en Oviedo protagonizada por una investigadora de fraudes que despertará la empatía de los lectores.

Gracia San Sebastián ha renunciado a una exitosa carrera laboral en Nueva York y ha regresado junto a su marido, Jorge, a su Oviedo natal para ejercer de investigadora de fraudes de la Seguridad Social. El caso que la ocupa está relacionado con el cobro de la pensión de un militar que sobrepasa los ciento doce años, cifra a todas luces sospechosa.

Mientras su vida personal avanza por sendas imprevistas, Gracia se encontrará con ramificaciones del caso que la llevarán a investigar el suicidio de una vecina de su madre. Pero Gracia no está sola, para descubrir la verdad cuenta con la inestimable ayuda de las mujeres que forman parte de su vida, su madre, su hermana, su mejor amiga y sor Florencia, una monja muy estimada por la familia San Sebastián.

Ana Lena Rivera nació en Oviedo en 1972. Estudió Derecho y Administración de Empresas en ICADE, en Madrid. Después de veinte años como directiva en una gran multinacional, cambió los negocios por su gran pasión coincidiendo con el nacimiento de su hijo Alejandro. Junto a él nació́ también Gracia San Sebastián, la investigadora protagonista de su serie de intriga. La primera entrega, Lo que callan los muertos, ha recibido el Premio Torrente Ballester.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Había visto por redes sociales Un asesino en tu sombra y me apetecía leerlo. Al ver que era el segundo libro o caso de Gracia San Sebastián, decidí empezar por el primero de la saga.

¿Mereció la pena?

No ha estado mal, sobre todo por la protagonista, porque me ha gustado por su forma de ser. Para mí lo mejor de la novela son los personajes, aunque algunos me parecían demasiado perfectos. La trama de misterio me pareció muy fácil, pero no me ha importado mucho, ya que lo he achacado a que la protagonista es muy nueva en esto de investigar fraudes (y como no dice en ningún momento que sea aficionada a leer novelas de misterio, entiendo que no pensara en más opciones…). También me ha gustado encontrarme con un misterio así, que tiene mucho de enigma y poco de muerte, y eso es bastante original. A mí lo que me gustan son los enigmas, y en general no busco muertes cruentas, así que me da igual que se investigue un asesinato, un robo, un secuestro… O un fraude, como en esta historia. Lo que me descolocó fue el comienzo de la novela, con algo que pasó un año antes, pero que no parecía tener mucha conexión con el resto de la historia. Me hubiera parecido más lógico empezar por el regreso de la protagonista a su ciudad natal, o cuando le comunican a la investigadora cuál es su nuevo caso.

La protagonista y narradora, Gracia, ha regresado a Oviedo después de vivir en Nueva York, y Oviedo tiene bastante protagonismo en la historia. Gracia al principio quiere pasar desapercibida, pero en una ciudad así es difícil no acabar coincidiendo. Y, además, por la investigación le acaba viniendo bien aprovechar sus antiguos contactos y relaciones. Se puede ver lo pequeña que es Oviedo porque es muy fácil conocerse, o conocer los lugares, pero también me parece maravilloso poder ir de un lado al otro en tan poco tiempo. Un bar importante es La Tapilla Sixtina, que, por curiosidad, busqué por internet. Resulta que hay locales de restauración que se llaman así en Madrid o en Zamora, pero en Oviedo no, aunque sí que hay uno que se llama Tapina Sixtina (pero está en una calle distinta). Pero no solo sale el nombre ficticio de este bar, nombra varios más, pero no miré si existían o no, porque no afectaban a la trama. Creo que en pocas novelas me he encontrado que hablen tanto de lugares comerciales concretos (sean o no ficticios), y, para mi asombro, también de marcas de bebidas.

Como ya comenté, me gustó mucho la protagonista, me pareció muy real, contando cómo se siente, cómo se lleva con los demás, por qué se considera poco sociable… Pero el personaje que más me divirtió fue su madre, Adela, aunque igual en la vida real me resultaría excesiva y acabaría cansándome. Jorge, su marido, me parecía demasiado perfecto, aunque haya un tema del que no quiere hablar (ni ella tampoco), que es la muerte de su hijo Martin. No terminé de entender su relación, porque ella dice que están mal, por la falta de comunicación, pero luego, en el día a día, se llevan bien, comentan cosas del trabajo… Y no se pueden quejar de su vida sexual. Entendía que ese tema enquistado fuera un gran problema, pero no que consiguieran aparentar estar tan bien. También tienen cierto protagonismo Bárbara, la hermana de Gracia, y su amiga Sarah, que es farmacéutica y que, además de ser un apoyo moral, también ayuda a Gracia con el caso. De las dos, la menos creíble me parecía Sarah, sobre todo en su papel de rompecorazones. En general, creo que los personajes, aun con sus defectos, tienen un halo de «demasiado buenos para ser verdad» cuando se trata de la familia y amigos de Gracia. Para compensar está la familia investigada, que poco tienen de bueno y son bastante inaguantables, excepto alguna excepción.

Me ha resultado muy curioso todo lo que tenía que ver con la investigación de fraudes, aunque no sé si en la vida real se complican tanto para encontrar a los defraudadores. Gracia trabaja de forma independiente, y eso hace que tenga menos recursos porque no está tan respaldada por la administración pública. En algunos momentos sí que tiene que sufrir la burocracia, pero casi todos los datos los averigua ella. Aunque la solución no me pareció complicada, reconozco que me lie con las relaciones familiares en el fraude. Pero no creo que sea culpa de la autora, probablemente soy yo, que en la vida real casi siempre me lío sola con nueras, cuñados, primos, tías abuelas… Y en este caso había momentos en que ya no sabía qué relación tenía una persona con otra (y me molestaba porque era algo fundamental). Aunque sí que tenía claro la relación más importante en ese fraude familiar, y no entendía por qué Gracia no pensaba antes en esa posibilidad, cuando para mí estaba clarísima.

¿A quién se lo recomiendo?

A quien quiera leer una historia donde la familia y las relaciones en una ciudad pequeña tienen mucha importancia, tanto para la vida de la protagonista como para resolver el caso que tiene entre manos. Abstenerse gente que busque una novela negra, porque esta entraría más bien en la categoría de «blanca».

Ritmo de lectura

Bastante rápido, es una lectura amena, con un estilo sencillo y es fácil dejarse llevar por la lectura.

¿Leerías algo más de la autora?

Sí, seguramente me leeré Un asesino en tu sombra, y si publica algo más, probablemente también, porque quiero saber más sobre Gracia y su familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.