Lugares oscuros de Gillian Flynn

Lugares oscuros - Gillian FlynnDark Places - Gillian Flynn

Sinopsis

Libby Day tenía siete años cuando su madre y sus dos hermanas fueron víctimas de lo que los medios llamaron la masacre de la granja de Kinnakee, Kansas. Ella salvó la vida y testificó contra su hermano Ben, a quien señaló como el culpable.

Veinticinco años después, el Kill Club -una sociedad secreta obsesionada con crímenes célebres- localiza a una Libby en franca decadencia y pretende que les ayude a escarbar en los cabos sueltos de aquella noche, quizá en busca de alguna prueba que absuelva a Ben. Ella aceptará remover el pasado y volver a contactar con personas a las que deseó olvidar, siempre y cuando reciba a cambio algún tipo de honorario.

Lo que Libby no sabe es que una verdad inimaginable saldrá a flote y la pondrá de nuevo en aquella misma situación: huyendo de la muerte en una carrera desquiciada.

Una historia adictiva y formidablemente escrita que, a través del misterio, indaga en el papel de la memoria y nos adentra en los sentimientos más crudos del ser humano.

Un thriller como solo Gillian Flynn, la autora de Perdida, sabe hacerlo.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Quería leer algo de la autora, pero no me apetecía leer Perdida, porque ya había visto la película. Así que me fijé en este, que es su segunda novela (anterior a Perdida).

¿Mereció la pena?

Me tuvo muy enganchada la novela, así que sí. Y eso que es una historia muy oscura, aunque al final hay un poco de luz y un poco de esperanza. No era una lectura para disfrutar, pero la autora consiguió que casi no pudiera dejar de leer por la trama, con mucho suspense y giros inesperados, y también por querer saber qué podía depararle el futuro a Libby. Pensé que existía la posibilidad de que al final no quedara claro qué había pasado realmente, porque cada uno podría tener una «verdad» distinta. Pero no, queda todo bastante bien cerrado. En algunos momentos me parecía bastante fácil adivinar por dónde iba la historia, pero tengo que reconocer que aun así la autora consiguió sorprenderme con unos cuantos giros.

La novela está dividida en capítulos que van alternando el presente y el pasado. El presente o “ahora” lo cuenta en primera persona Libby Day. Y son los capítulos que más me gustaron. Aunque ella sea una mujer tan negativa, que me generaba una sensación como de opresión por la desesperanza que la envuelve, al final me acabó gustando como personaje y hasta le tenía un cierto cariño. Creo que toda esa negatividad y ese afán de aprovecharse se debían a que no encontraba la motivación para dejar de ser así y hacer algo más con su vida. Eso sí, a veces pensaba si de verdad alguien tan gorrón o desastre podía ser tan consciente de su comportamiento.

Para contar lo que pasó el 2 y el 3 de enero de 1985, horas antes de la matanza, se alternan capítulos dedicados a Patty Day, la madre, y a Ben Day, el hermano condenado por asesinar a su madre y a dos de sus hermanas. Estos capítulos están contados en tercera persona, pero sabemos no solo lo que hicieron, también lo que estaban pensando. Los capítulos de Ben fueron los que menos me gustaron, a veces incluso me aburrían un poco y también podían ser bastante desagradables, como el episodio de las vacas… Los de Patty Day creo que en general reflejaban bastante bien los dilemas y problemas de una madre que tiene que criar a sus hijos sin tener casi recursos. Y me generó bastante angustia.

Los personajes en general me parecieron muy conseguidos, incluidos los secundarios, aunque, por ejemplo, Diondra me parecía que hacía cosas totalmente incomprensibles. Casi todos comparten una característica común: que en algún momento de su vida (o en toda la que conocemos por el libro) las cosas les van muy mal. Muchos de ellos van aprovechando casi cualquier oportunidad para conseguir unos dólares y subsistir. También me gustó cómo refleja algunas realidades (creo que muy norteamericanas), aunque parecía que pasaba un poco de puntillas. O como si, siendo imposible que cambie la sociedad, solo se puede hacer una cosa: contarlo y pasar a otro tema. Es el caso de la ineficacia de los servicios sociales o educativos cuando la gente no se lo puede costear, o del morbo que rodea a los condenados por delitos de sangre.

¿A quién se lo recomiendo?

A quien quiera leer una novela de suspense sobre la América profunda, con muchos perdedores y donde parece difícil que se llegue a hacer justicia.

Ritmo de lectura

Muy rápido, casi no podía dejar de leer. Y menos con la forma de terminar los capítulos…

¿Leerías algo más de la autora?

Estoy segura de que sí, pero cuando me apetezca (o no me importe) adentrarme en lo peor de las personas. Aunque creo que no me leeré Perdida, pero puedo leer Heridas abiertas, su primera novela, o alguna otra que publique.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.