Cartas en la tormenta de Bridget Asher

Cartas en la tormenta - Bridget AsherAll of us and everything - Bridget Asher

Sinopsis

La excéntrica Augusta Rockwell les ha contado a sus tres hijas una historia descabellada para justificar la ausencia del padre de estas. Cuando un huracán golpea el hogar de la familia en la costa de Jersey, las cuatro se reúnen a fin de evaluar los daños y descubren que la tormenta ha desenterrado una caja oculta hacía tiempo. En un instante de candidez, Augusta revela un sorprendente secreto que hará saltar en pedazos el concepto que tienen las hermanas de lo que es una familia y las impulsará a emprender una aventura para recuperar un pasado perdido.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Me llamó la atención el título, y al leer la sinopsis me decidí a leerlo porque me suelen atraer historias sobre secretos que salen a la luz después de muchos años.

¿Mereció la pena?

No era el libro que me esperaba, aunque eso no tiene por qué ser malo. Creía que sería una historia más bien oscura, con secretos que era lógico que estuvieran bien guardados, y unos personajes «normales». Y todo por la sinopsis y el título. El título original creo que da una mejor idea de qué puedes esperar de la novela, porque significa más o menos «todas nosotras y todo» o «todas nosotras y todas las cosas”. Porque la historia va de una familia, compuesta por cinco mujeres, que han estado distanciadas, pero vuelven a juntarse, y porque es un poco caótica y difícil de explicar. Es una novela con personajes excéntricos, con una forma bastante peculiar de ver la vida, que crean situaciones que a veces me parecían bastante absurdas. Creo que la idea es que fuera un libro ácido y divertido, pero a mí no me lo parecía tanto. Puede que eso sea porque está dirigido al público americano, y lo que a mí me parecía absurdo igual es muy cómico viviendo en Estados Unidos.

La madre, Augusta, tuvo una forma bastante especial de educar a sus tres hijas. Les mintió sobre su padre, y, por ejemplo, les enseñó a “dirigir tormentas”, mientras se dedicaba a montar clubes extraños con poco éxito. Cuando se descubren las cartas (que en realidad las trae otra persona, hijo de un conocido del padre), las vidas de las tres hijas son un poco caóticas. La mayor, Eme, tiene una hija adolescente, y regresa a casa porque se ha quedado sin marido (por una infidelidad de él) y sin casa (porque vivían en la universidad donde trabajaba el marido). Su hija, Atty, se dedica a retransmitir lo que le pasa por las redes sociales, con frases cortas y supongo que profundas (aunque a mí me resultaban bastante incomprensibles, no sé si porque no soy una adolescente…).

La hija pequeña, Ru, que es escritora (o por lo menos publicó un libro con gran éxito basado en un amor adolescente de su hermana Liv, la mediana), ha roto su compromiso, aunque no se lo dice a nadie, y parece que necesita que su vida cambie. Se reencuentra con Teddy, el también protagonista de la novela, y él cree que ella está obligada a ayudarle, porque se lo debe. En general los personajes no me resultaron demasiado simpáticos (hasta hay un momento en el que se deja claro que en esa familia son todos antipáticos), ni tampoco especialmente divertidos. Excepto Liv, que sobre todo al principio, me resultó bastante divertida. O más bien me resultaron muy graciosas las partes en que descubres que parece vivir en una realidad paralela. Es una experta en conseguir nuevos maridos y en automedicarse.

Los personajes masculinos son bastante secundarios, aunque cada uno aporta algo a la trama, pero ellas son el centro de la trama y las que toman todas las decisiones finalmente. Ellas mismas tienen claro que pocos hombres aguantan una reunión del clan familiar, sobre todo si es la primera vez que acuden. Aunque en realidad podría considerarse que es el padre el centro de todo, sobre todo cuando se descubre que ha tenido un papel más activo de lo que parece en la vida de sus hijas, por ser una persona acostumbrada a manejar vidas ajenas. A raíz de conocer la verdad y desvelarse otros secretos, estas mujeres evolucionan como familia, aunque siempre tomándose todo de una forma peculiar.

¿A quién se lo recomiendo?

A las personas a las que les gusten las historias de familias nada convencionales. Abstenerse las que no soporten historias que no se cuentan de forma lineal, porque hay muchos saltos.

Ritmo de lectura

Medio, tirando a lento. No era una historia que me tuviera enganchada.

¿Leerías algo más de la autora?

No sé, muchas ganas no tengo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.