Pan de limón con semillas de amapola de Cristina Campos

Pan de limón con semillas de amapola - Cristina Campos

Sinopsis

Durante el invierno de 2010, en un pequeño pueblo del interior de Mallorca, Anna y Marina, dos hermanas que fueron separadas en su juventud, se reencuentran para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer. Son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por el mundo trabajando como cooperante de una ONG. Mientras intentan desentrañar el secreto que encierra su herencia, tendrán que hacer frente a los viejos conflictos familiares, a la vez que intentaran recuperar los años perdidos. Esta novela es una historia sobre la amistad femenina, sobre secretos guardados y recetas de pan olvidadas. Pero, sobre todo, es la historia de unas mujeres que aprenden a decidir, con libertad, sobre su futuro.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Me encantó el título y cuando leí la sinopsis me gustó que tratara sobre mujeres que aprenden a decidir. Después vi que era la primera novela que escribía Cristina Campos, una barcelonesa que terminó sus estudios de Humanidades en Alemania. Allí trabajó como coordinadora del Festival Internacional de Cine de Heidelberg. Cuando volvió a España se dedicó al sector cinematográfico, como directora de casting de largometrajes y series de televisión. Me gusta mucho la delgada línea que separa la literatura del cine. Actualmente esta novela está en proceso de adaptación para convertirse en película.

¿Mereció la pena?

Me ha parecido una historia muy bonita, llena de sentimientos, con dos mujeres como protagonistas, rodeadas de otras muchas mujeres que también tienen mucho que decir, sobre todo sobre la amistad. Y si lo que me llamó la atención fue el título, no me ha decepcionado, ya que el pan de limón con semillas de amapola es también otro protagonista de la novela. Cada capítulo empieza con una receta de un pan distinto, y me ha parecido muy original. Pero, además, la novela trata muchos temas: el trabajo de los médicos en las ONG, las adopciones internacionales, el cáncer, y, sobre todo, cómo viven las mujeres en la sociedad actual. Otro tema importante del libro es el paisaje mallorquín. Lo describe muy bien, haciendo un canto de amor hacia la lengua, la cultura, las gentes y las tradiciones de la isla de Mallorca.

Me gustan los libros que hablan de sentimientos, y en este se habla de amor y desamor, de lealtades, de pasión e incluso a veces de frivolidad. Y me gustan los libros que son muy cinematográficos y se nota que la autora se dedica a ello. A veces me parecía estar viendo escenas de película. También me ha gustado que estas mujeres estén siempre buscando: los secretos que se les escapan, el tiempo perdido, las búsquedas profesionales o personales o familiares… Porque yo creo que eso es algo que alguna vez todos hacemos, para intentar rectificar. Así superamos nuestros miedos e intentamos recuperar cosas que no hicimos o personas que perdimos.

Otro tema muy importante que trata la novela es la maternidad y vista desde distintos puntos de vista. Cada mujer de este libro la vive de una manera diferente: unas tienen ese instinto maternal, otras no lo han tenido nunca. Y es importante cómo se relacionan las madres y las hijas durante todo el libro. Igual de importante es el tema de la amistad. Las mujeres de este libro van creando vínculos entre ellas con libertad y respeto, y así comparten su tiempo, con sus inquietudes y añoranzas, a pesar de la diferencia de edad que hay entre ellas.

En el libro también hay un misterio, pero lo he dejado para el final porque creo que no es lo más importante del libro, aunque pueda parecerlo. Es probable que también lo haya mencionado más tarde porque no soy mucho de libros de misterio. El misterio o secreto, porque que también se puede llamar así, es importante. Pero a mí me parece que más bien sirve como hilo conductor de todo lo demás que sucede en la novela; y, aunque más o menos en la mitad de la novela se deja de hablar de él, yo lo descubrí antes de que llegaran a desvelarlo.

Por último, he de decir que, para ser su primera novela, la prosa de la autora me ha gustado mucho. Es muy cercana por su sencillez, está llena de sentimientos, pero, aunque alguna vez sí me ha hecho llorar, no se la puede considerar una autora demasiado sensiblera. Cristina Campos ha hecho unos buenos personajes, a mí me han parecido creíbles dentro de sus vidas cotidianas. Cuando un libro me gusta, siento pena cuando acaba, porque me gustaría seguir compartiendo tiempo con los personajes. Y con este me ha pasado, cuando lo he terminado quería más.

¿A quién se lo recomiendo?

A los que les gusten las historias sencillas de mujeres luchadoras, que tienen dudas y que se enfrentan cada día a la realidad del mundo que las rodea, en las que se habla sobre todo de sentimientos y de amistad.

Ritmo de lectura

Ha sido muy rápido, la novela me enganchó enseguida y en cuatro tardes me lo he leído.

¿Leerías algo más de la autora?

Habiéndome gustado su primera novela, es muy probable que lea lo demás que escriba.

Una respuesta a «Pan de limón con semillas de amapola de Cristina Campos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.