El caso del mayordomo asesinado de Marco Malvaldi

El caso del mayordomo asesinado - Marco MalvaldiOdore di chiuso - Marco Malvaldi

Sinopsis

En 1895 el mundo está cambiando: los hermanos Lumière organizan la primera muestra del cinematógrafo; Marconi triunfa con su primera transmisión radiofónica…, y el libro de recetas compilado por Pellegrino Artusi se convierte en un verdadero bestseller, por el que el autor es aclamado como el inventor de la tradición gastronómica italiana.

Un cálido viernes de junio de este año, en un castillo de la zona de la Maremma toscana, el conde Alinaro Bonaiuti tiene invitados para la batida de caza del fin de semana, entre ellos, el reputado gastrónomo. El primer día, durante la cena, el anfitrión derrocha un estado de ánimo alegre, optimista y, cuando pasan al salón de fumadores, anima a sus invitados a brindar por la gran victoria en las carreras. Sin embargo, conforme avanza la noche empieza a encontrarse mal y, alegando molestias estomacales, desecha el champagne y bebe su acostumbrado Oporto… Cuando todos los asistentes están acostados, el grito de una de las criadas los despierta sobresaltados: lo que había terminado como una plácida velada entre amigos se convierte en el escenario de un crimen. Teodoro, el mayordomo, ha sido asesinado.

Marco Malvaldi borda una novela negra de acento clásico, ambientación decimonónica, castillo, nobleza decadente, recetas de cocina y mayordomo. Una absoluta delicia.

Marco Malvaldi nació en Pisa en 1974. Químico teórico en la Universidad de Pisa, con su serie de novelas sobre los jubilados del BarLume que se inicia con La brisca de cinco (Destino 2012), consiguió el apoyo unánime de los libreros de toda Italia, definitivo para consagrarle entre los lectores.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Buscaba una historia de misterio y vi esta novela, que parecía un misterio de tipo clásico y escrito por un italiano, y como estoy acostumbrada a leer más de otras nacionalidades decidí leerlo a ver qué tal era. La portada no me gusta nada (ni sé qué se supone que tiene que ver con la trama), pero al leerlo en e-book iba a ver poco la portada, y al ser en blanco y negro no se distinguiría tanto esa naturaleza muerta (y tan muerta).

¿Mereció la pena?

Me ha gustado porque me he reído bastante con la historia. El caso no está mal, pero tampoco es demasiado complicado, y los personajes me parecieron bastante irritantes, así que agradecí que tuviera bastante humor. El humor se debe sobre todo al narrador de casi todos los capítulos, que lo sabe todo y habla en tercera persona. Me pareció bastante original porque, aunque es una historia de finales del siglo XIX, se nota que su mentalidad es más bien del XXI (o tal vez de finales del XX). Así me hizo más llevaderos temas como la desigualdad entre hombres y mujeres, o entre la clase aristocrática y los que están sirviendo. Lo que más me irritó fue que los hombres se creyeran con tantos derechos sobre las mujeres (por suerte parece que existe el karma y algunos se llevan de vez en cuando una lección). Incluso al que es más protagonista, Pellegrino Artusi, del que conocemos algunas intimidades que cuenta en su diario, se le escapan ciertos pensamientos sobre las mujeres… Por lo demás me caía relativamente bien, entre otras cosas por llevarse de viaje a sus gatos, Bianchino y Sibillone.

Me gustó conocer un poco la época convulsa que vivieron en Italia, porque en 1895 se acaba de unificar Italia y todos tienen que adaptarse a estar en una república y no en una monarquía. Los aristócratas tienen muchos humos y se creen superiores, pero el autor los presenta como una panda de vagos e inútiles. Por lo menos es el caso de la familia Bonaiuti, formada por el barón, que es el típico ejemplo de aristócrata que se lo tiene muy creído, sus dos hijos y su hija, Cecilia, que, a pesar de ser bastante inteligente, solo puede aspirar a casarse o languidecer en el castillo. Y la baronesa Speranza, madre del barón, que es muy cortante y está todo el tiempo quejándose (pero a mí en el fondo me caía bien y me hacía gracia).

El hijo segundo, Lappo, es el peor de todos. Es vago, mujeriego (de los que se aprovechan de su posición o de poder pagar, porque no tiene pinta de que ninguna mujer caiga rendida a sus encantos), egoísta y quejica. Su hermano mayor, Gaddo (Gadduccio), es también bastante vago, pero cree que puede ser un buen poeta. Y lo suyo no es el ejercicio físico. En el castillo también se encuentran dos primas hermanas del barón, Cosima y Ugolina Bonaiuti Ferro, también llamadas simplemente «las señoritas». Las dos son solteras, y, aunque ya tienen una edad, siguen pensando (o por lo menos una de ellas) que en cualquier momento puede aparecer un pretendiente. Ugolina no habla, pero su hermana ya lo hace por las dos, y también derrocha imaginación por las dos. Su Yorkshire, Briciola, es bastante insufrible, como Cosima.

En la parte de los sirvientes tenemos a la señorita Barbarici, una enfermera que cuida a la baronesa, y que intenta vivir tranquila, y para eso intenta ser invisible y que nadie repare en ella. Parisina, la cocinera, tiene mucho carácter y es algo vengativa. Agatina, doncella y prometida del mayordomo, es muy bella (y no se cansan de repetirlo). Y otros personajes que pasaban por allí, como el Comisario Artistico, que estaba deseando encontrarse con un buen caso y poder fardar ante su suegro, así que está encantado con el asesinato; el doctor Bertini, el médico de la familia, que al ser socialista se lleva un poco mal con los habitantes del castillo cuando sale el tema de la política; y Fabrizio Ciceri, un fotógrafo que no se sabe muy bien por qué está invitado (igual que Artusi).

Teodoro es el mayordomo y el que muere asesinado. Por el título en italiano (“odore di chiuso”, que creo que es «olor a cerrado» o algo así) no se sabría quién va a ser asesinado, pero por el título en castellano está claro. Excepto si cuando lo estás leyendo se te ha olvidado el título… Que es lo que me pasó a mí, y convencida como estaba de que el asesinado iba a ser otro, me llevé la sorpresa… La solución final es curiosa, pero tampoco era muy difícil de adivinar, sobre todo si has leído muchas novelas de misterio… Lo que sí que me sorprendió es que Pellegrino Artusi fuera una persona real. Se hizo famoso por un libro de cocina, La scienza in cucina e l’arte di mangia bene, y por eso le invitan al castillo. Él es de buen comer, así que lo pasa bastante mal porque se tienen que saltar varias comidas por lo que sucede en el castillo. Y ya que es un personaje con tanta importancia en la historia, también nos regala algún que otro consejo culinario, e incluso una receta.

¿A quién se lo recomiendo?

A quien quiera leer una historia de misterio amena, corta y con personajes bastante peculiares y exagerados. Y puede gustar también a quien quiera conocer un poco cómo llevaron los cambios en Italia, por pasar de una monarquía a una república.

Ritmo de lectura

Bastante rápido, porque quería conocer cuanto antes la solución.

¿Leerías algo más del autor?

Al hacer la reseña me di cuenta de que ya había leído otras novelas de este autor. Concretamente unas novelas de misterio, reunidas en un solo volumen, con casos resueltos por el dueño y los clientes habituales del BarLume, el bar de un pequeño pueblo. Me parecieron curiosos, pero tampoco nada especial, así que leeré otras novelas suyas si la trama me despierta curiosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.