La catadora de Rosella Postorino

La catadora - Rosella PostorinoLe assaggiatrici - Rosella Postorino

Sinopsis

Imaginen por un momento una mesa bien dispuesta, con platos de loza blanca llenos de comida exquisita. Imaginen unas judías verdes condimentadas con mantequilla fundida, el olor embriagador de unos pimientos asados y la textura de un Strudel de manzana y de un pan recién horneados. Al levantar la vista encontrarán a diez mujeres jóvenes y famélicas a punto de empezar a comer. Estamos en el cuartel general de Hitler y corre el año 1943; la guerra causa estragos, pero ellas están aquí y tienen hambre. Lo que pueda pasar después poco importa…

«¡Comed!», ordenan los soldados de la SS: ellas son las catadoras de la comida del Führer y tendrán que aguardar una hora hasta que los guardias descarten que las viandas puedan estar envenenadas. En el ambiente turbio de este banquete perverso, que siempre puede ser el último, las jóvenes y los militares que gobiernan el cuartel trenzan alianzas insólitas, pero ¿acaso hay algo insólito cuando vivimos al límite?

Inspirándose en la historia real de Margot Wölk, catadora de Hitler, Rosella Postorino atraviesa el laberinto del deseo para contarnos la historia de Rosa Sauer, una joven que frente a la violencia de la Historia se aferra a su afán por saborearlo todo, incluido el sexo prohibido mientras espera a un marido que no regresa: una mujer con ganas de sentirse viva.

¿Por qué me decidí a leerlo?

En general evito las historias sobre los nazis, porque no me gusta leer sobre el mal absoluto que representan, pero a veces hago excepciones. En este caso me llamó la atención que sea una historia centrada en las mujeres y en la comida.

¿Mereció la pena?

Sí, pero me ha resultado durísimo leer esta novela. Varias veces me tuve que parar y dejar de leer porque me abrumaba la lectura. La historia está contada en primera persona por la protagonista, Rosa Sauer, que no solo se centra en su experiencia como catadora de la comida de Hitler junto con otras mujeres. También recuerda cómo conoció a su marido, su vida con él antes de que se alistara, los bombardeos en Berlín, o cómo acaba en el pueblo de Gross-Partsch, que es donde Hitler se siente más seguro… Hitler está muy presente en la novela. Por supuesto por la comida, ya que las catadoras comen sus platos preferidos antes de que lo haga él, y hasta llegan a enterarse de sus manías, como lo de ser vegetariano, o qué alimentos le sientan mal. Pero, además, su megalomanía y su obsesión por ser atacado, asesinado o bombardeado influyen mucho en cómo vive esa pequeña comunidad.

Rosa me pareció una mujer peculiar en algunos aspectos, por determinadas costumbres o algunas reacciones que tenía. En algunos momentos me parecía muy fría, pero en otros todo lo contrario, con las emociones a flor de piel. Y otras veces está tan superada por lo que le sucede que no le importa qué va a ser de ella. Su forma de narrar, dando saltos entre el presente y los momentos del pasado, me resultó al principio un poco liosa, hasta que me acostumbré. Y, además, tanto la frialdad como los saltos me parece que hacían muy creíble que fuera una historia recordada después de muchos años, cuando ya prácticamente se cierra su historia.

La novela está llena de personajes muy diferentes, que dan una imagen muy real de las distintas opiniones que había en la época, con fanáticos, resignados, contrarios… Y, por supuesto, los que cambian de opinión según se van desencantando y ya no creen en la propaganda. También hace un buen repaso de ciertos aspectos de la guerra, como el compañerismo en las trincheras, el drama de los familiares de los muertos y desaparecidos, qué pasa con los hombres que no pueden combatir, o lo devastador que es pensar que se está luchando por razones equivocadas… Además, se habla un poco del trato a los judíos y del horror de los campos de concentración.

Es una novela bastante centrada en las mujeres. La autora trata temas como la maternidad, la frustración por no ser madre, el aborto, las agresiones sexuales, el deseo sexual femenino, la amistad y el apoyo entre mujeres que en otras circunstancias ni se mirarían… Y evidentemente también el machismo. Elegir a mujeres como catadoras en parte es porque pocos hombres no están luchando, pero se nota el total desprecio que sienten los nazis por las mujeres. No son nada, así que está claro que importa poco que vivan o mueran. Aunque ese machismo no era algo exclusivo del nazismo, porque Rosa explica cómo desde pequeñas les enseñan a pensar solo en lo que desea el hombre y a valorarse en función de lo que ellos (supuestamente) querrán. Sin un hombre parece que no son nadie.

El final en parte me decepcionó, por el salto temporal que da de muchos años, y porque no explica qué pasó con varios personajes. También es verdad que parece que ella no llega a enterarse, o tal vez no quisiera saberlo, pero a mí sí que me hubiera gustado saber qué les ocurrió, aunque en parte sé que probablemente sería muy trágico. Y otra pequeña pega, que probablemente también ocurre en el original (en italiano), es la falta de traducción de algunas palabras y frases en alemán, porque, aunque más o menos se explica en la narración, creo que no siempre queda bien claro.

¿A quién se lo recomiendo?

A quien quiera conocer mejor la vida corriente de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial y bajo el férreo dominio de los nazis, algunas curiosidades sobre Hitler, o lo horrible que es una guerra para militares y civiles. Y cómo las personas son capaces de lo peor, pero también de ayudarse, de sentir compasión, de crear alianzas inesperadas…

Ritmo de lectura

Un ritmo medio, pero porque me tenía que parar mucho por el agobio y la tristeza que me iba produciendo. En los momentos menos duros leía bastante deprisa.

¿Leerías algo más de la autora?

Creo que sí. Tiene ya publicadas varias novelas, pero creo que todavía no han traducido ninguna más al castellano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.