Tierras de cristal de Alessandro Baricco

Tierras de cristal - Alessandro BariccoCastelli di rabbia - Alessandro Baricco

Sinopsis

Quinnipak. Una ciudad imaginaria en la que convive una galería de extraordinarios personajes empeñados en construir castillos en el aire que irán desmoronándose hasta dejar un poso de tristeza o de rabia: el señor Rail, cuyo sueño es poseer un ferrocarril solo para sentir el vértigo de la velocidad; su esposa, Jun, cuya belleza inspiró a Dios «la extravagante idea de pecado»; Pekisch, inventor de artilugios imposibles; Mormy, el niño bastardo capaz de detener el tiempo en su mirada… Una novela construida como un puzle o una fuga de personajes, historias y digresiones que confluyen de forma independiente hacia un sorprendente epílogo en el que descubriremos una amarga verdad.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Me gusta tanto Alessandro Baricco que quiero leer todos sus libros y lo voy haciendo desde que lo descubrí al leer Seda. Este apareció delante de mis ojos y no pude resistirme. Me da igual de lo que traten, ni siquiera me leí el resumen. Quiero seguir leyendo sus libros y quiero hacerlo poco a poco, no todos seguidos como hago con otros autores, para paladearlos más lentamente.

¿Mereció la pena?

A mí siempre me merece la pena leer a este autor, que en esta novela nos sitúa en el siglo XIX, siglo de industrialización y maquinismo con una idea de progreso sin fin. En una ciudad inventada, con un nombre sonoro y que a mí me parece divertido, Quinnipak, donde viven una serie de personajes que no se parecen nada entre sí, pero sus historias se van entrelazando hasta formar una especie de puzle. Todos los personajes tienen un destino preconcebido, sin ninguna lógica, ni razón y ninguno puede escapar de él.

Como en todas las obras de Baricco, todo queda sumergido en su mundo particular, un mundo mágico, decimonónico, lleno de locuras y excesos. Lo más real que nos presenta son los inicios de los ferrocarriles, en su primera época y también de la construcción de los primeros palacios de cristal, novedad de la época y que a todo el mundo le parecían impensables de construir.

Las historias de este autor se salen de lo corriente, no es lo que se acostumbra a leer normalmente. No solo por el realismo mágico, también porque sus personajes son muy literarios, para nada reales, muy curiosos y llevados al límite, metidos en sus «tierras de cristal» y cargados todos ellos de poesía. Esto es lo más importante de Baricco, que lo poético envuelve toda su prosa, pero a la vez es extraña, poco realista y muy fantástica. A veces incluso puede llegar a situaciones que parecen ridículas o grotescas.

Con Alessandro Baricco me pasa que a veces leo muy rápido algunas páginas y otras las saboreo más despacio, e incluso algunos párrafos los releo por lo bonitos que me parecen. Y esto me pasa también cuando llego a sus frases lapidarias, y en sus libros suele haber muchas de estas. Termino con una frase que me ha parecido preciosa y he recordado a lo largo de todo el libro:

Un día, Dios dibujó la boca de Jun. Y fue entonces cuando se le ocurrió aquella extravagante idea del pecado.

¿A quién se lo recomiendo?

A los que os guste la forma de escribir de Baricco.

A los que os gusten las fábulas llenas de amargura, pero también de emoción y sensibilidad.

A los que os gusten los libros de realismo mágico.

Ritmo de lectura

Me lo he leído en tres ratos.

¿Leerías algo más del autor?

Iré leyendo poco a poco todo lo que tiene publicado y lo nuevo que vaya publicando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.