El último caso de Philip Trent de E. C. Bentley

El último caso de Philip Trent - E. C. BentleyTrent´s Last Case - E. C. Bentley

Sinopsis

“Una verdadera obra maestra. Estoy segura de que es la única historia detectivesca de este siglo que pasará a la posteridad como un clásico». DOROTHY L. SAYERS

«Una de las tres mejores novelas de detectives jamás escritas». AGATHA CHRISTIE

«Una deliciosa obra maestra, irónica y desconcertante, escrita por un gran amigo de Chesterton». FERNANDO SAVATER

De poco le servirá su poder al temido magnate estadounidense Sigsbee Manderson cuando el jardinero de su finca en la campiña inglesa lo encuentre muerto de un disparo… El pintor y detective aficionado Philip Trent, que sigue con entusiasmo el caso a través de los periódicos, descubre con su atenta lectura algunos detalles del crimen que parecen habérsele pasado por alto a las autoridades: ¿por qué no llevaba la víctima su dentadura postiza? ¿Y cómo es que su joven y bella viuda parece tan aliviada por la tragedia? A pesar de lo descabellado de algunos de sus razonamientos y de un inesperado interés romántico, la apasionada entrega de Trent al arte de la deducción conseguirá desvelar lo que nadie esperaba que alguien como él fuese capaz de encontrar: la verdad.

La obra maestra de Bentley, fruto del hartazgo que causaba en él la infalibilidad de Sherlock Holmes, marcó el comienzo de la modernidad en el género con un memorable protagonista cuyo encanto reside, precisamente, en su capacidad para reírse de sus propios errores, mientras avanza con jovialidad por una de las más ingeniosas tramas que el lector pueda recordar.

¿Por qué me decidí a leerlo?

Porque se notaba que era un misterio clásico y no conocía al autor de nada, así que no podía habérmelo leído. Tenía tantas ganas de leer algo así que ni me leí la sinopsis (solo me fijé en que les había gustado mucho a Agatha Christie y a Dorothy L. Sayers). Y tampoco me paré a pensar que según el título podía haber otras historias anteriores. Directamente me lancé a leer.

¿Mereció la pena?

Nada más empezar pensé que me había equivocado y que no me iba a gustar. Primero, porque al estar dedicado a su amigo G. K. Chesterton podía parecerse a las historias del padre Brown (que no son de mis favoritas). Y luego, porque en las primeras páginas aparecen demasiados personajes y me perdía con tanto nombre. Cuando empieza la investigación queda más claro que realmente no son importantes en la trama. Son más bien los personajes necesarios (o no tan necesarios) para que Philip Trent vaya a investigar la muerte del magnate. Y más o menos a partir del momento en que me aclaré, me enganchó muchísimo la trama e incluso me molestaba tener que parar de leer… En la parte que ya me enganchó me recordó un poco a Edgar Wallace.

Leyendo el libro me daba la sensación de que el autor se había dejado llevar, sin tener la historia muy planificada, o igual es que quería ser original. Empieza como una novela clásica, con el detective inteligente y el policía que parece torpe, y se convierte en otro tipo de historia, más o menos a la mitad. El enigma es bastante curioso, con bastantes giros, y el detective, como no está muy centrado, comete algunos errores… También me resultó divertido, pero no era intención del autor. Me hizo gracia que aparecen avances científicos y tecnológicos de la época, que hoy en día son muy normales, pero que causan cierto asombro en uno de los personajes. Por ejemplo, las huellas dactilares o el espejo retrovisor, con la pregunta: «¿Sabe usted lo que es un espejo retrovisor (del coche)?». Y por si acaso, se lo explicaron.

En cuanto a los personajes, creo que los principales son tres: Philip Trent, que es el que lleva casi todo el peso de la historia; la señora Mabel Manderson (la viuda); y el tío de la señora Manderson, que es amigo de Philip Trent. El tal Trent, que es muy observador, al principio me ponía nerviosa. Me parecía un listillo hiperactivo, incapaz de compartir lo que iba descubriendo. Mabel pensé que me iba a caer mal, por presentarla como una mujer tan maravillosa y “femenina” (aunque tampoco sabía muy bien lo que quería decir con ese término, porque desde el principio dicen que tiene carácter, y ese no es considerado un rasgo «femenino»). Pero no, me gustó el personaje. Y el tío, el señor Cupples, un personaje que me recordó un poco al padre Brown en unos momentos, y en otros era un poco como el doctor Watson.

¿A quién se lo recomiendo?

A los que les gusten las historias de misterio no tan clásicas, más tipo thriller. Y a los que quieran comprobar si están de acuerdo con el “Detection Club”, que la consideró la mejor novela policiaca jamás escrita.

Ritmo de lectura

Muy al principio lento, porque no terminaba de captar la historia. Luego un ritmo frenético por saber qué iba a pasar y si tenía razón en lo que me había imaginado.

¿Leerías algo más del autor?

He visto que este libro es la primera novela que escribió, y casi fue la única, porque se dedicó más a la poesía. Existe una continuación con Philip Trent, que seguramente me leeré.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable: SARDON 44 S.L.
  2. Fin del tratamiento: Publicación de un comentario.
  3. Legitimación: Tu consentimiento.
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  6. Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, supresión.
  7. Contacto: info@lagatanegradebigotesblancos.com
  8. Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.