Clavícula de Marta Sanz

Clavícula - Marta Sanz

Sinopsis

Durante un vuelo, a Marta Sanz le duele algo que antes nunca le había dolido. Un mal oscuro o un flato. A partir de ese instante crece el cómico malestar que desencadena Clavícula: «Voy a contar lo que me ha pasado y lo que no me ha pasado. La posibilidad de que no me haya pasado nada es la que más me estremece.» Aquí, la narración del episodio autobiográfico se fractura como el mismo cuerpo que se deforma, recompone o resucita al ritmo que marcan las violencias de la realidad. La descomposición del cuerpo parece indisoluble de la descomposición de un tipo de novela orgánica donde se mienten las verdades y se usan trampillas y otros trucos de prestidigitación. En Clavícula, o Mi clavícula y otros inmensos desajustes, no, aquí la palabra busca dar cuenta de los hechos, más o menos difuminados, para llegar a entender. La dificultad de nombrar el dolor suscita grotescas reflexiones: ¿primero me duele y luego enloquezco?, ¿me duele porque he enloquecido?, ¿el dolor nace del dentro o del fuera?, ¿primero me explotan, luego enloquezco y después me duele?, ¿o me duele y me hago consciente de que me explotan?

Continuar leyendo «Clavícula de Marta Sanz»

Nacimiento de Alejandra Pizarnik

Flora Alejandra Pizarnik nació el 29 de abril de 1936 en Avellaneda, Argentina. Tuvo una infancia difícil, porque su familia era extranjera, de origen ruso, y porque su madre no paraba de compararla con su hermana mayor. Además, sus ataques de asma, el tartamudeo y su peso corporal le producían angustia. En la adolescencia descubrió la literatura y empezó a escribir, y la consideraban rebelde, estrafalaria y subversiva. En la universidad pasó por varias carreras, pero no terminó ninguna. Fue a terapia con León Ostrov, al que le dedicaría su poema El despertar. Estuvo en París y se hizo traductora, pero también publicó poemas y críticas en varios diarios. Por su poesía, vida y su búsqueda de reconocimiento se la consideraba una poeta maldita. Tras la muerte de su padre, en 1968, sus diarios se volvieron más sombríos, y tras varios intentos, se suicidó en 1972. Fue bastante productiva, y entre sus escritos se encuentran un diario de casi mil páginas, numerosos poemas, y relatos cortos surrealistas.

Alejandra Pizarnik
Alejandra Pizarnik. Fuente: Las herederas poéticas de Alejandra Pizarnik, artículo de eldiario.es.

Más información:

https://es.wikipedia.org/wiki/Alejandra_Pizarnik

Nacimiento de Constantino Cavafis

Constantino Cavafis nació el 29 de abril de 1863 en Alejandría, Egipto. Su padre tuvo gran éxito comercial exportando algodón egipcio e importando paño inglés. Tras su muerte, perdieron ese nivel económico. Fue funcionario, pero nunca con un puesto fijo por tener nacionalidad griega. No quiso publicar los poemas que escribía, salvo un libreto con 12 poemas en 1904, que amplió a 27 en 1910. Los distribuyó entre gente que creía que entendería su obra. E. M. Forster, que le conoció en 1917, hizo que se conociera su obra en el mundo occidental. Lawrence Durrell lo convirtió en personaje recurrente de su Cuarteto de Alejandría. Corregía su obra hasta conseguir la perfección (tardó 10 años en terminar algunos poemas). En 1935, dos años después de su muerte, se publicaron en griego sus 154 poemas canónicos (los que él consideraba terminados). Pero también escribió otros poemas y una novela corta, A la luz del día.

Constantino Cavafis
Constantino Cavafis. Fuente: El viejo poeta de Alejandría, artículo en El Mundo.

Más información:

https://es.wikipedia.org/wiki/Constantino_Cavafis